El medio blog

Un medio dedicado a los medios.

Thursday, April 03, 2008

AHORA LOS JUECES SE METEN EN LA CAMA
por Marcela Recabarren

Te escribo con la espalda mojada por el guanaco y la cara enrojecida por los gases lacrimógenos. Hoy, en la mañana, un grupo de doce mujeres de revista Paula (diseñadoras, periodistas, fotógrafas y estudiantes en práctica) -y un fotógrafo que solidarizó con nosotras- partimos al centro a protestar frente al Tribunal Constitucional por la votación que prohíbe la píldora del día después.

Llegamos a las 12 y media. En la esquina de Mac Iver con Santo Domingo nos encontramos con unas 200 mujeres. El perfil de las manifestantes: chicas de veinte y treinta años con anteojos oscuros, pulseras, carterones y celulares con cámara; mujeres de cuarenta, cincuenta y sesenta años con el pelo blanco y largo, algunas, con peinado de peluquería y amiga del brazo, otras. No llevábamos ni quince minutos gritando cosas como "Justicia, justicia ciudadana/ ahora los jueces se meten en la cama", cuando llegaron las fuerzas especiales de Carabineros, nos mojaron con el guanaco y nos tiraron una bomba de gas lacrimógeno. Obviamente, huimos. El carro nos persiguió y seguimos corriendo.

Volvimos a la revista, pisadas como moscas y con una sensación de profunda derrota. Y cuando digo esto no me refiero al guanaco ni al gas que todavía me tiene con urticaria en el cuello. Me refiero a nuestros derechos como mujeres.

¿Qué es esto? ¿La república sudamericana de Irán? Y no me malinterpreten. Soy madre de dos hijas y estoy en contra del aborto. Pero la píldora del día después no es abortiva. Está comprobado científicamente. Y si alguien, desde sus respetables y profundas convicciones religiosas, más allá de toda prueba racional, cree que sí lo es, que no se la tome, pues. Pero que no le coarte el acceso a ella a las chilenas que la necesitan y sí quieren tomarla.

Ahora, de vuelta en mi escritorio, una pregunta me tiene intranquila: ¿Cómo fue que la víspera de esta votación del Tribunal Constitucional pasó casi colada en los medios? Todos sabíamos que había un proceso en curso y gente tenaz que abogaba por la prohibición. Así y todo fue como si nos hubieran pasado un gol sin que nos diéramos cuenta de que el partido había comenzado.

45 Comments:

Blogger Don Gurú! said...

http://es.youtube.com/watch?v=HZRec16yG2M

El Doctor lo dice ¡CLARAMENTE!: "¿El tribunal constitucional se va a meter en la intimidad y en la cama de los Chilenos?"

Apoyo ¡totalmente! a la gente que quiere hacer con su vida lo que quiere y que no desea hacer un trio con el Tribunal Desequilibrado mental.Por que igual debe ser desagradable compartir una cama de plaza y media con gente que hace lo que se le "¡para la raja!".
¡Amén!
Éxito en todo
Atte, Pablo Fernández
Estudiante de Ingenieria U de Concepción!

4:39 PM  
Blogger Villalobos said...

Saludos a Marcela R. que estuvo sólida. Gran frase final, además.
Estoy buscando en la red una lista de los diputados de Alianza que levantaron el rollo y no la encuentro.
¿Alguien la tiene?

5:35 PM  
Blogger Marisol said...

Los diputados que presentaron el requerimiento:

Lista de diputados firmantes

Claudio Alvarado Andrade
Gonzalo Arenas Hödar
Ramón Barros Monteros
Eugenio Bauer Jouanne
Sergio Bobadilla Muñoz
Alberto Cardemil Herrera
Sergio Correa De la Cerda
María Angélica Cristi Marfil
Francisco Chahuán Chahuán
Robertpo Delmastro Naso
Andrés Egaña Respaldiza
Enrique Estay Peñaloza
Marcelo Forni Lobos
Pablo Galilea Carrillo
Rene Manuel García García
Alejandro García-Huidobro Sanfuentes
Javier Hernández Hernández
Amelia Herrera Silva
José Antonio Kast Rist
Juan Lobos Krause
Rosauro Martínez Labbé
Juan Masferrer Pellizzari
Patricio Melero Abaroa
Cristián Monckeberg Bruner
Nicolás Monckeberg Díaz
Iván Norambuena Farias
Carlos Recondo Lavanderos
Roberto Sepúlveda Hermosilla
Marisol Turres Figueroa
Jorge Ulloa Aguillón
Gonzalo Uriarte Herrera
Ignacio Urrutia Bonilla
Alfonso Vargas Lyng
Germán Verdugo Soto
Gastón Von Mühlenbrock Zamora
Felipe Ward Edwards.

Voto de mayoría en el TC:

Mario Fernández abogado y ex secretario general de la Presidencia de Lagos.

José Luis Cea, abogado constitucionalista, ex presidente del TC.

Raúl Bertelsen, abogado y ex rector de la Universidad de los Andes.

Marcelo Venegas, abogado de la U. de Chile y ex miembro del Instituto Libertad.

Marisol Peña, abogada y académica de la Universidad Católica.

Who's who del TC, aquí.

6:41 PM  
Blogger Cabrera said...

Lo hicieron al viejo estilo dictatorial; tal como en aquella sospechosa comisión que lideró Merino (¡salud!) y que terminó con el aborto terapéutico a finales de los 80.
Entre tanto DC y leguleyo de Navarra, no había mucho que hacer.

7:16 PM  
Blogger Daniel M. said...

Curiosa la argumentación de Marcela. ¿desde cuándo el doctor Croxatto tiene autoridad absoluta para zanjar de una vez y para siempre (amen) una cuestión complicada? ¿por qué su opinion es más válida que la de otros científicos que sostienen la posición contraria? ¿o se trata de un profeta al cual debemos creerle por fe?

3:37 AM  
Blogger Jorge Regula said...

Nadie ha demostrado que la píldora sea abortiva!!! NADIE. OK, pueden haber dudas, dudas razonables. Pero eso no puede suponer que una institución va a velar por nuestras conciencias y tomar las decisiones por nosotros.
Y me asombra el argumento legal. Si no se puede probar que es abortiva, entonces no hay "crimen" imputable (si eso fuera lo que se quiere resguardar).

10:14 AM  
Blogger Daniel M. said...

Jorge,
Si hay dudas razonables sobre el carácter de la píldora, prima (o debería primar) el principio de precaución pues se trata de vidas humanas, no de kilos de papas.

10:20 AM  
Blogger Villalobos said...

El debate ayer en este programa de la Red a las 20.000 (lo único medianamente decente que tiene el canal en este sentido) fue súper ilustrativo en varios aspectos:

-Primero, estaba Kast y Jorge Reyes (alias El Anticristo).

-Segundo, estaba del otro bando este doctor veterano y mañoso que defendió los métodos frente al TC y que acá volvió a recalcar con datos y números su opinión.

-Tercero, quedó reclara la base del argumento de la Alianza, que es una infamia disfrazada de slogan: No es coartar la libertad, sino proteger el derecho a la vida.

Lo más importante fueron las interrogantes que el doctor y Enríquez-Ominami -menos hiperventilado que siempre- tiraron a la mesa. Por ejemplo:

-¿Qué se va a hacer con la explosición de nuevos nacimientos? El doctor hablaba de más de un millón de mujeres usando la T de cobre.

-¿Cómo responderá el sistema de salud público al obvio aumento de emergencias por abortos clandestinos?

-¿Qué alternativa real tendrán las mujeres que quieran evitar el embarazo y no puedan costear anticonceptivos?

Pero donde la cosa se puso color de hormiga fue cuando Reyes, consultado respecto a los derechos de la mujer violada (principalmente si era adolescente) dijo muy pancho que "tenía derecho a defenderse".

Después se corrigió ("tiene derecho a defenderse de la violación, pero no a matar al niño, nosotros tenemos una fundación donde acogemos madres que han sido violadas y la virgencita y la cacha de la espá"), pero el mote me dejó frío.

Estos tipos están operando a un nivel tal de oscurantismo y retroceso que les parece que el impulso natural de alguien a resistirse a una violación es un "derecho" que se sanciona externamente: "Sí, mija, si un baboso la asalta y le baja el jumper, la autorizo a defenderse".

Una discusión es si la píldora es abortiva -discusión que yo creo zanjada, pero entiendo que no todos piensan igual- y otra muy distinta es que estos pelmazos recurran al TC, cuyas vinagres resoluciones resulta que son inapelables.
Eso. Sorry la extensión.
Marisol, gracias por la lista de próceres.

10:22 AM  
Blogger Ernesto said...

Con esto la Alianza acaba de sepultar sus posibilidades de ganar la próxima elección presidencial. Y no van a poder decir que fue una derrota inmerecida.

11:49 AM  
Blogger Jorge Regula said...

Daniel:

No debería primar el derecho a la libre elección? Mal que mal estamos especulando sobre "el grado de certeza que existe". Si hay dudas dejemos que los ciudadanos, de manera responsable e informada, decidan sobre el tema (y aquí hago una distinción, pues si tengo reparos en que se entregué la píldora a menores de 18 años sin consentimiento de los padres).
Una duda que tengo. ¿El dictamen del TC prohíbe solo que el Minsal distribuya la píldora, o impide que sea vendida en cualquier botica de la esquina?

12:11 PM  
Blogger Daniel M. said...

Jorge,
Discrepo. El derecho a la vida es más importante que el derecho a elegir. Puestos los dos en conflicto, sin duda que el primero es más importante.
No conozco los detalles del dictamen (de hecho, nadie los conoce)
D.

12:23 PM  
Blogger Villalobos said...

Jorge:

De aprobarse el reclamo de la Alianza, se prohibiría la venta o entrega de la píldora del día después en cualquier instancia. Hospital, clínica, farmacia, da lo mismo. De hecho, lo que se pide prohibir no es la píldora en sí, sino uno de sus componentes, también presente en otros medicamentos.

Daniel M:

Yo tomaría más en serio el alegato de la Alianza de el derecho a la vida (no dudo del tuyo, por cierto) si su obsesión por proteger cigotos se extendiera a proteger la dignidad de esos niños cuando nacen, crecen muertos de hambre y terminan robando por necesidad.

También, desde luego, les cobraría más respeto si no estuvieran ligados con empresarios agrícolas e industrias a las que les viene de perillas la explosión en el crecimiento de mano de obra barata.
Seamos claros: ninguna adolescente del barrio alto va a ser afectada por la futura resolución del TC.
Peace on earth.

12:54 PM  
Blogger Jorge Enrique Díaz Pérez said...

No sé si golazo o autogol... Aunque es lo mismo, es igual de lamentable.

3:04 PM  
Blogger Quirino said...

A las 12 y media, yo estaba trabajando. Sería bueno para Chile que toda la gente en edad adulta lo estuviera haciendo a esa hora.

4:34 PM  
Blogger Daniel M. said...

Villalobos, Aunque me parece algo destemplada tu crítica, no seré yo quien defienda a la Alianza. Sólo agrego que el tribunal constitucional no juzga la consistencia de quienes recurren a él, sino la conformidad de la norma impugnada con la Constitución.

4:41 PM  
Blogger Pablo said...

Es primera vez en aaaños, desde 1993 creo, que no me volvían las ganas de autoexiliarme, hasta que escuché la noticia. ¡En que país vivimos! Viejos y viejas de la grandísima puta, vayan a decirle a sus hijas lo que tienen que hacer pero, por favor, dejen tranquilos a los demás. Y estoy de acuerdo con Ernesto. La Alianza se condenó: prefiero a un mal administrador que a una tropa de hipócritas.

5:34 PM  
Blogger Jorge Regula said...

Villalobos:
Gracias por la aclaración, pero tengo que discrepar en un punto. Con todo respeto, creo que pensar que esto es un plan de los terratenientes y oligarcas de este país para tener mano de obra barata que los mantenga, es como creer cuando Hermogenes Perez de Arce predica sobre el plan Z.

Daniel:

Creo que los derechos de los que estamos vivos siguen siendo más importantes que de los que están por concebirse (ojo, distinto de estar por nacer).
Sobre temas que resultan tan personales, sobre los que existe tanta duda, insisto en que vale mas la libertad individual que un dictamen de la autoridad (y no me quiero poner relativista).
Hay gente que no usa pastillas porque cree que "puede atentar a la vida" (potencialmente). Y es cierto, pero es su opción. Yo no quiero que me vengan a imponer probabilidades de otros o estructuras mentales ajenas. Lo que hay detrás de la gran mayoría de los que impulsa la prohibición de la píldora son dogmas religiosos, y no un afán científico de búsqueda de la verdad

5:36 PM  
Blogger El Viajero said...

Creo que personas que se supone son "profesionalmente preparadas" deben ser precavidas de no hablar con ignorancia de lo que no saben.

"Pero la píldora del día después no es abortiva. Está comprobado científicamente"

¿Sería usted capaz de citar a los menos 3 estudios, absolutamente validados por toda la comunidad científica, que con 95% de confianza y un margen de error que no supere el 5% hayan demostrado científicamente que el levonorgestrel NO evita la implantación de un óvulo fecundado?

Y recuerdo... un óvulo ya fecundado es un ser humano... y evitar posteriormente su implantación una vez fecundado ¿sabemos que nombre tiene eso?, ¿o no?

Por otra parte, luego de comprobar la tremenda dificultad que supondrá resolver el desafío que le expuse con anterioridad... me parecería correcto estudiar elementos relacionados al "principio precautorio"...

Después de informarse y estudiar sobre el tema, creo que es posible hacer cualquier tipo de afimación categórica como... "comprobado científicamente". De otro modo, se induce a error a miles de incautos que no tienen por qué saber científicamente del tema pero que con la frase "comprobado científicamente" dan un aurea de autoridad a algo que por cierto es falso, dado que NO ESTA COMPROBADO.

Por lo tanto, sugiero que a lo más se pueda decir "pienso o creo que", con el mismo derecho con que lo hacemos todos los mortales y no inducir a error indicando que la ciencia ha demostrado cosas, pues en realidad ello NO ES CORRECTO.

Saludos.

7:30 PM  
Blogger Cabrera said...

¿Y si fuera abortiva, qué?
Es bien chanta oír a los aliancistas defender el derecho a la vida y recordarlos negando la existencia de los Detenidos Desaparecidos (¿se acuerdan de Larraín, Novoa, Longueira , que hasta que encontraron los cadáveres en Pisagua eran de lo más escépticos?)
¿De qué vida estamos hablando?

8:32 AM  
Blogger El Viajero said...

En función a lo indicado acertadamente por el Sr. o Sra Cabrera, yo diría que por ahí si que nos vamos entendiendo...

Promover el levonorgestrel es promover un método abortivo... si alguien está favor del aborto que lo diga abiertamente y así creo que se puede debatir con claridad.

Pero, tal como lo dije antes, promover el método citando falsamente a la ciencia en una dirección incorrecta, es inducir a que la gente decida, no solo de manera poco informada sino que, definitivamente engañada.

En definitiva, los promotores de la pastilla promueven el aborto... y, citando a Cabrera, ¿y que?... ese es el punto. Así, con transparencia, creo a todos se les hace más claro el debate y efectivamente pueden decidir por lo que su conciencia les indica lo que es correcto.

10:29 AM  
Blogger Daniel M. said...

Jorge,
En rigor, los que están "por concebirse" no tienen derechos pues no existen. El punto en discusión es que quizás ya existan. Y si hay duda al respecto (como parece haberla), es su derecho el que debe primar de manera incondicionada. Y la vida del otro no es una cuestión que pueda dejarse al arbitrio de la conciencia de cada cual: la sociedad simplemente no funciona así.
Cabrera,
Puedo entender tu rabia contra la alianza, pero ¿en qué afecta eso a la discusión? ¿en qué afecta a la discusión sobre la píldora si novoa o coloma son buenos o malos, si se portaron bien o mal?

12:54 PM  
Blogger Cabrera said...

Daniel M:
Afecta, porque los ya mencionados defienden el fallo (lo pidieron y promocionaron) no dentro del ámbito de la discusión sobre problemas de la salud pública, sino dentro de la mal llamada "agenda valórica". Es en ese marco (que ellos han usado, por ejemplo durante las campañas presidenciales de Lavín "99 y "05)en donde valen hechos como los que he recordado. Ahora, si son buenos o malos, no es mi problema; son un problema cuando se meten en terrenos que me afectan.
Afortunadamente, en la Alianza hay voces discordantes: hoy día Karla Rubilar manifestó su distancia y hasta abrió la posibilidad de apelar a una corte internacional. Tarea para las abogados(as).

5:02 PM  
Blogger Huasito del Flow said...

Chile va directo al abismo...
y va corriendo

2:11 PM  
Blogger Ignace / micronauta said...

Impresentable la cuestión. No me está gustando el trato social en este régimen. Casi me dan ganas de quemar mi pasaporte y decir "NEXT". Pero bueno, disfruté mucho reportando vía Twitter la manifestación frente a la UDI. Que bueno que no somos un país que se queda en silencio.

3:12 AM  
Blogger Daniel M. said...

Cabrera, no entiendo tu punto. Acá la discusión es si la píldora es o no conforme a la constitución. Personalizar la discusión no ayuda mucho, pues al fin y al cabo lo que importa es el contenido. Y me asombra la violencia verbal de los grupos pro-píldora contra quienes somos contrarios. No mucha tolerancia que digamos.

6:01 AM  
Blogger Ignace / micronauta said...

Respecto de la constitucionalidad o no, es interesante mencionar que puesto que el aborto no está mencionado en la constitución, la píldora del día después aunque fuera abortiva -que no lo és- no podría ser inconstitucional. Los argumentos pechoños hacen agua por todos lados.

11:48 AM  
Blogger Daniel M. said...

Ignace/micronauta,
El aborto no está mencionado como tal en la constitución, pero sí el derecho a la vida del que está por nacer. ¿y cómo puede atentarse contra esa vida? Una sola posibilidad: el aborto. O sea, la constitución si habla de aborto, aunque no lo mencione.
El carácter abortivo de la píldora está en discusión. Me sorprende la fe ciega con la que muchos sostienen que no es abortiva, ¿acaso no es posible que haya dudas? ¿dónde está la verdad revelada que nos dice que no es abortiva nunca? Es difícil zanjar de manera taxativa problemas tan difíciles.
Saludos

12:03 PM  
Blogger Cabrera said...

La violencia está de la mano de la ley, una ley que no consultó a los interesados. ¿Qué tal un plebiscito?
Daniel: aunque respeto (y me siento impotente frente a) el discurso legal, francamente, creo que el problema excede al ámbito de una elite de rasgos conservadores, como la de los abogados, jueces, penalistas y el largo pero cerrado etcétera.

12:17 PM  
Blogger Ignace / micronauta said...

Daniel mi concepto acerca de lo que es atentar contra la vida humana y lo que no lo es está muy claro, y de hecho viene de algo que lei por un sacerdote católico: el mayor pecado posible es atentar contra el paraíso, y lo más cerca que un ser humano está de experimentar ese estado es antes de nacer.

Sin embargo ese estado sólo existe en la medida en que se experimenta, y el ser humano experimenta a través de su sistema nervioso, por lo tanto antes de que haya desarrollo del sistema nervioso, la interrupción del embarazado no es el aborto de una vida humana, si no algo tan legítimo como otros métodos anticonceptivos.

Ese límite entonces estaría alrededor de las 6 semanas de gestación, y por lo tanto la pastilla del día después no estaría atentando contra la vida humana. Food for thought.

2:07 PM  
Blogger Ximena said...

Abortiva o no, ¿les parece que sea el TC o unos u otros distinguidos parlamentarios quienes decidan por mí, por nuestras madres, nuestras amigas, por primas? ¿Por nuestras hijas?
A los caballeros que tan apasionadamente escriben sobre el levonorgestrel en este blog, les suplico unos segundos de silencio y que mediten sobre lo siguiente: en lo personal, uno puede estar a favor o en contra del aborto, en caso de que el argumento fuera que la píldora del día después fuese efectivamente abortiva. Pero en lo público, es decir, en la responsabilidad como ciudadano/a de pensar en el bienestar de Chile, creo que la reciente prohibición es una aberración. ¿Por qué ha de ser este ramillete de parlamentarios quienes hablan por las millones de familias que tienen el deber y EL DERECHO a elegir cómo se comportan y cómo educan a sus hijos/as? Ruego no entrar el argumentillo adolescente de que si dejáramos todo al libre albedrío de los individuos, también se podría cuestionar si matar a quemarropa sea moralmente malo. Es otra la línea de argumentación, de pensamiento, tendríamos que entrar a discutir el significado de la ley natural así como de los alcances de la moral. Es una y universal o son muchas?
Me desvío. Vuelvo a mi punto. No creo correcto, no acepto y no quiero que entidades borrosas (y aunque fueran prístinas) decidan por mi.
Marecla recabarren, magnífico relato, como siempre.

7:39 PM  
Blogger Daniel M. said...

Cabrera,
No soy abogado, pero el problema -nos guste o no- es jurídico. No podemos prescindir de las leyes, salvo que queramos vivir como el buen salvaje del segundo discurso.

5:59 AM  
Blogger Daniel M. said...

Ignace/micronauta,
Tu concepto me parece muy respetable, pero arbitrario. ¿por qué a las 6 semanas y no a las 12? ¿o a las 30? ¿o al nacimiento? ¿o con el uso de la razón, como sostiene Singer? Es una discusión inconducente e interminable. Quienes defendemos la vida sostenemos que la vida debe respetarse siempre de manera incondionada, pues de lo contrario se abren salidas que pueden ser muy peligrosas, pues implica empezar a decidir quiénes son personas y quiénes no. Yo prefiero que nadie tenga el derecho de decidir quién merece vivir y quién no. Es más seguro.

6:00 AM  
Blogger Daniel M. said...

Ximena,
TODAS las leyes deciden, de algún modo, por nosotros. TODAS. Puedes echrle una mirada al código civil o al código penal y está plagado de regulaciones, qué debes hacer, cómo debes hacerlo, qué no puedes hacer. No puedes por ej. desheredar a tus hijos o a tu marido. No puedes matar al vecino. No puedes hurtar. No puedes estafar. No puedes vender vasos de agua sin permiso municipal. El argumento de la libertad es demencial, pues supone que la vida de otro (que es justamente lo que se discute) quede al arbitrio de la conciencia de cada uno. Eso no es así, y no ha sido nunca así.
Saludos

6:02 AM  
Blogger Pedro Galindo said...

Estimado Daniel M y Asociados,
Deslumbrante su rigor conceptual. Los diputados firmantes del requerimiento y el voto de mayoría del tribunal no podrían haber encontrado un mejor portavoz para representarlos en este blog. Admitidas esas cualidades y, en especial, su fervorosa defensa de la pulcritud jurídica, aceptará usted, entonces, que el tema de fondo no es la píldora misma sino la respuesta de la sociedad a la multiplicación de embarazos en niñitas sin plata. Aceptará también que los padres de niñitas en situación similar pero económicamente más sólida (al menos aquellos padres que difieren respecto de lo que usted y sus representados consideran correcto) claramente dispondrán de medios para enfrentar, Dios no lo quiera, la 'emergencia' fuera de Chile. Estoy asumiendo, por supuesto, que la decisión del tribunal será coherente y la prohibición se extenderá en consecuencia a las farmacias, consultas, clínicas privadas y a cada rincón del territorio del país sobre el que prevalece la misma Constitución. Asumo, en definitiva, que, consecuentemente, se hará cumplir la ley por igual para todos. Dadas esas premisas, me pregunto si este video representa el tipo de solución que usted y sus representados consideran el más adecuado para implementarlo como política pública frente al problema descrito.

10:43 AM  
Blogger Daniel M. said...

Pedro,
Si crees que la solución a cualquier problema social pasa por dar muerte a personas inocentes, allá tú. Es lo que pensaban los nazis respecto de los judíos, gitanos, enfermos mentales, etc. Por mi parte, creo que ningún problema social, por grave que sea, puede tener como solución la eliminación de vidas humanas.
Saludos

1:39 PM  
Blogger Pedro Galindo said...

Daniel M,
¿Qué le pasó a su lucidez? ¿En qué parte de mi comentario he hablado de "dar muerte a personas"? ¿He hecho siquiera saber alguna de mis creencias? Sólo le he formulado una pregunta, relacionada con un video, y no ha respondido usted. ¿O es que la pregunta no tiene relación con lo que aquí se discute? Usted ha hecho una intensa defensa de cómo pesa sobre cada uno de nosotros la norma jurídica y la voz de sus intérpretes, de modo que tendrá al menos la amabilidad de ofrecernos una respuesta, breve y sincera a esa pregunta. El video en cuestión ¿es la alternativa? ¿Sería ése el tipo de política que debe impulsar el estado? Si no es ésa, ¿cuál entonces? ¿O piensa usted que sencillamente no se debe hacer nada? ¿En qué quedó eso de que "el argumento de la libertad es demencial"? Si evidentemente este es un caso en el que, en su opinión, la decisión no puede quedar al arbitrio de la conciencia individual, podría ser usted ser tan amable de decirnos si el video referido es la decisión que debe impulsar el estado, en vista de que las personas no podrán decidir por sí solas. Sölo tiene que responder un sí o un no y esta conversación sería mucho más transparente.

2:20 PM  
Blogger Villalobos said...

"Yo firmé, pero no tenía idea que estaba incluido el tema de la T (de cobre). Me siento engañado un poco también por el tema de la píldora, porque mi interés no era prohibirla para todas las mujeres, sino que sólo a las menores de 18 años. El requerimiento tenía 50 páginas, tengo muchas cosas que hacer, no lo leí completo, pero confié en lo que me decían mis compañeros de partido”, dice un diputado de Renovación Nacional que hoy se pregunta cómo revertir el fallo del TC.

Del artículo publicado en La Nación este domingo.

Sin comentarios. Que los polemistas de este blog -por lo general- piensen más a fondo y con más interés estos temas que quienes son pagados para legislarlos, deprime a cualquiera.

6:34 PM  
Blogger Ignace / micronauta said...

Daniel, la diferencia es que a las 5 semanas no hay desarrollo neurológico, no hay sentires, no hay experiencias, no hay nada que se parezca no sólo a un ser humano si no ni siquiera a un mamífero. En cambio a las 12 semanas ya hay sistema nervioso, por lo tanto ya hay sufrimiento, y creo que bajo cualquier religión o incluso fuera de ellas, provocar sufrimiento humano es inaceptable.

11:40 PM  
Blogger Daniel M. said...

Ignace/micraonauta,
Agradezco tu comentario pues, aunque no lo comparto, intenta poner argumentos sobre la mesa.
Como respuesta: desconfío de cualquier criterio que diga: de acá para allá son humanos y merecen el respeto debido, y los del otro lado no. Es un poco la misma metodología que se ocupó en alemania contra tantos, en rusia contra otros tantos, Contreras con los comunistas. Yo prefiero respetar la vida siempre, porque todo límite será siempre arbitrario. Además, ¿como fijar exactamente el momento en el que se inicia el desarollo de los sentidos? ¿o se es persona desde que ya están desarrollados?
Por otro lado, según tu razonamiento, ¿matar es malo porque provoca sufrimiento? Entonces, ¿matar sin sufrimiento sí sería válido?
Saludos

9:56 AM  
Blogger Daniel M. said...

Pedro,
A la pregunta de si el estado debe impulsar como solución exclusiva al problema la opción que aparece ridiculizada en el video citado, mi respuesta es no. Tampoco tengo claro cuál es LA solución al problema (¿alguien la tiene?), aunque creo que la cosa va por un lado distinto de lo que ha impulsado el gobierno los últimos años. Quiero decir: no creo que el reparto indiscriminado de condones y píldoras solucione ningún problema. En todo caso, se trata de una cuestión en la que el estado tiene una capacidad de acción limitada.
Saludos

10:01 AM  
Blogger Rodrigo Pinto said...

Daniel M.,

aunque lo de "indiscriminado" es de tu cosecha, ocurre que el reparto de condones y píldoras sí evita efectivamente al menos dos problemas: reduce la cantidad de embarazos no deseados y reduce el contagio de enfermedades de transmisión sexual. Claro que también permite que las personas disfruten de su sexualidad dentro y fuera del matrimonio, cuestión que, según San Yo, es altamente beneficiosa para el bienestar de la sufrida población. ¿Estás de acuerdo?

10:18 AM  
Blogger Pedro Galindo said...

O sea que si es verdad todo lo que se ha dicho estos dias...

1. El fallo del TC no prohibe la píldora.
2. Se la puede distribuir en privado.
3. Los médicos la pueden recetar.
4. Las farmacias la pueden vender.
5. El gobierno no la puede regalar (a menores).
6. No será ilicito consumirla.
7. Hitler, Contreras y otros criminales semejantes pasarán piola cada vez que importen, vendan, compren y tomen la pastillita en cuestión.
8. La ley es una e igual para todos los que se atienden en los consultorios públicos del país.
9. Qué rico ser pobre.
10. Marcela Recabarren recibió al guanaco por las puras.

Plop

3:29 AM  
Blogger Villalobos said...

Ya, pero vamos a la definición que le importa a todo el mundo:
La Cari
¿se queda con Edmundo o Sebastián?
Yo voy por Edmundo, porque creo en en el transversalismo.
Eso.

1:57 PM  
Blogger Francisco Estrada said...

This comment has been removed by the author.

9:22 PM  
Blogger Francisco Estrada said...

Daniel M.:
Yo sí soy abogado y recuerdo como me enseñaron que nuestra Constitución no prohíbe el aborto del momento que cuando se escribió EXISTIA el aborto terapeutico.

Estos días, varios profesores (Peña, Figueroa Casas, etc.) han recordado la sesión de la Comisión Ortúzar (redactora del proyecto de Constitución) en que se discutió el tema y cuyas actas están disponibles en las bibliotecas de derecho de las principales escuelas.

El tema, desde la perspectiva de la historia del derecho es el siguiente: ¿cómo fue que el opus dei se tomó a la derecha?
Hace sólo 30 años un señoron de derecha de aquellos, como don Enrique Ortuzar podía ser un momio y reconocer un espacio necesario al aborto.
Aun más, declaraba expresamente que no era sano que el Estado asumiese comom propia una de las perspectivas religiosas o filósoficas en juego.

Aquí hay tarea para la casa: ¿qué fuerzas (y qué debilidades) explican un cambio tan brusco en tan sólo 30 años?

Una última observación: Si nos atenemos al comunicado del TC, en el segundo punto del requerimiento el TC va sentar una imporante doctrina que a quienes trabajamos en "niñología" nos resulta relevante: se reconocería por primera vez, el derecho "fuerte" del niño, incluso respecto de sus padres, al secreto profesional, al validar la regulación del Minsal sobre confidencialidad de la consejería. Esto puede tener consecuencias en otro ámbitos, como el educacional, que habtá que apreciar con el fallo en mano.

9:27 PM  

Post a Comment

<< Home

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.