El medio blog

Un medio dedicado a los medios.

Friday, March 07, 2008

Un error del cual podemos profitar
Por Catalina Jaramillo


Nicholas Lemann, el director de la Escuela de Periodismo de Columbia, en Nueva York, es un tipo bastante callado y tímido. Más un intelectual que un líder. Un perno que se mantiene cool, publica periódicamente en el New Yorker y es muy respetado. Pocas veces les habla a los alumnos en forma masiva y cuando lo hace uno sabe que está sufriendo. Por eso me imagino la angustia que debe haber sentido el pasado 18 de febrero cuando se dio cuenta de que había adjuntado por error la evaluación de su desempeño en los últimos cinco años en un mail dirigido a todos los alumnos. Uuups, como dice Jeff Jarvis.

Aun así cuando Lemann descubrió el error tuvo la suficiente sangre fría como para mandarle un mail a los estudiantes titulado “¿Lapsus freudiano?”, diciéndoles que podían hacer lo que quisieran con la evaluación. Y como lo alumnos eran de periodismo y no de cocina, el memo rápidamente llegó a los medios y fue publicado primero en el
blog de Jim Romenesko, el señor de los medios del Poynter Institute.

Pero si cambiamos la página y dejamos de pensar en el tremendo bochorno que significa que un director de periodismo cometa este tipo de error en el manejo de información confidencial, uno se da cuenta de que el memo de Lemann es un gran aporte, un muy buen análisis sobre el camino que debe seguir la enseñanza de periodismo, sobre todo considerando que ellos se autodenominan como la escuela que marca la pauta en el mundo.

La escuela de Periodismo de Columbia se caracteriza por tomar el periodismo como un oficio cuyo ejercicio requiere aprender ciertas técnicas. De hecho, el tradicional master de periodismo de esa universidad, dura sólo 10 meses. Eso quiere decir que alumnos que en su mayoría no estudiaron periodismo en el pregrado y que nunca han trabajado en esa profesión, tras pasar por ahí dos semestres quedan certificados como los mejores periodistas de Estados Unidos, dado que Columbia es la escuela mejor ranqueada.

Pero desde que asumió, una de las principales luchas de Lemann ha sido tratar de dotar el programa de mayores contenidos y no enseñar solo técnicas. Sin embargo, ha encontrado bastante oposición no solo en la escuela sino que en el mundo periodístico en general. Por eso, como no le resultó hacer todo en un mismo master, abrió otro donde el énfasis está en la especialización en un área temática: arte y cultura, economía y negocios, ciencia o política. Pero Nick, todavía no se siente satisfecho.

Charlie Beckett, director de POLIS, un centro de debate de medios del London School of Economics y el London Collage of Comunication destaca en su
blog otra parte del documento que preocupa (o alivia, según como se lo mire) a los que trabajamos en escuelas de periodismo. Lemann reconoce que el periodismo está en medio de una revolución y una crisis económica, que ha afectado a toda la industria, incluida su escuela (y eso que enumera los varios regalitos que reciben como donaciones). “No puedo estar seguro de hasta cuándo nuestra escuela podrá seguir creciendo si la profesión a la cual sirve no está creciendo”, le dice Lemann al rector de la universidad en el memo.

Mindy McAdams, eminencia del periodismo digital, critica el hecho de que recién a partir del 2008 se incluya un curso de nuevos medios para todos los alumnos (y se ríe de que todavía los llamen “nuevos” medios). Lemann también menciona en su memo que se agregará un curso de historia del periodismo obligatorio, lo que ya es un gran esfuerzo si se tiene en cuenta de que hasta ahora de los 10 ramos que contemplaba el programa, tres eran obligatorios.

Lemann termina su largo memo agradeciéndole a Columbia la oportunidad de haber confiado en él pese a su falta de credenciales (no es un académico ni tiene un titulo de periodista. Se graduó de Historia Americana y Literatura en Harvard y entró a trabajar en el Washington Monthly, luego en el Texas Monthly, Washington Post, Atlantic Monthly y el finalmente New Yorker). Es de esperar que con este error no le quiten el respaldo con el que dice haber contado durante estos últimos cinco años y Nick pueda seguir tratando de darles mayor contenido a los periodistas del futuro.

1 Comments:

Blogger MrDuck said...

Perogrullo: la comunicación es problemática (las distorsiones entre el que comunica y el dstinatario, la interpretaciòn de conceptos y palabras, etc., etc.) Y esto se encuentra sobre todo en cuestiones de periodismo. La "información" (el qué, cuando, quién...) no deberìa prestarse a confusiones, en principio. Màs complicado debe estar el protagonista de esta nota si verificara cómo es informada: "se dio cuenta de que había adjuntado por error la evaluación de su desempeño en los últimos cinco años en un mail dirigido a todos los alumnos". No soy periodista, pero quisiera saber (puesto que no es aclarado en todo el texto): ¿de qué evaluación se trata? ¿la evaluaciòn de su gestiòn, de su labor académica, es su autoevaluaciòn de su desempeño, es un análisis del estado del periodismo, de las comunicaciones en general, de la prensa como industria?. Deberìan permitirme adentrarme en el análisis del tema y no en análisis de texto. Más cuidado en la redacción, pido siempre a mis alumnos en la universidad (futuros ingenieros).

Atentamente,

Patricio

4:14 PM  

Post a Comment

<< Home

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.