El medio blog

Un medio dedicado a los medios.

Monday, March 12, 2007

¿Alguien dijo autonomía?

Un descanso de los sucesos que acontecen en el fascinante diario El Mercurio, para hablar del canal de todos los chilenos.
Puede que ahora el canciller peruano encuentre que TVN es muy “atinado” pero de que al canal le pasaron la máquina, se la pasaron. La mejor prueba de eso son las confusas declaraciones del canciller chileno Alejandro Foxley quien dice que no hubo censura al tiempo que asume la responsabilidad por la postergación de Epopeya, un documental sobre la Guerra del Pacífico, tema que de acuerdo a los paternales ministerios de Relaciones Exteriores chileno y peruano, es mejor que no toquemos por estos días.
¿Qué tiene que andar asumiendo responsabilidades de las decisiones de TVN el ministro de RR. EE.? ¿Por qué debería tener algún grado de influencia en lo que emite o deja de transmitir el canal? Las declaraciones son bien poco felices: “A mí me pareció necesario y asumo como canciller plenamente toda la responsabilidad porque tengo la responsabilidad de manejar las Relaciones Exteriores de Chile, nosotros hicimos una evaluación que estamos en un momento clave para construir una relación con Perú que supere los traumas históricos y me pareció necesario que ellos tuvieran todos los elementos de juicio”, dice. Hasta donde yo sabía TVN era un canal autónomo, estatal, pero no gubernamental. Las declaraciones de Foxley son la primera noticia que tengo de que en realidad es un instrumento de la política exterior del país.
Acá por buenas o malas razones, queda la sensación de que la postergación del documental respondió a presiones y que hubo intervención gubernamental. Malo para TVN, malo para su director ejecutivo Daniel Fernández (quien de acuerdo a Reportajes de La Tercera “había dado garantías de que el programa no tenía un tratamiento maniqueo ni unilateral de la guerra, por lo que no debería generar conflictos al otro lado de la Línea de la Concordia”) y peor para el directorio del canal, el que gracias a las declaraciones del canciller, quedó como rey, por más que su presidente, Francisco Vidal, diga que "fue una solicitud, no una presión" .

69 Comments:

Blogger pablus said...

This comment has been removed by the author.

10:36 PM  
Blogger Espeso said...

Este hecho me parece francamente inaceptable, me recuerda al porvenir de Chile hablando de la Última Tentación de Cristo, o a los evangélicos demandando a la mitad del planeta por un documental sobre la tumba de Cristo.

¿Que le pasa a este gobierno?, las señales que entregan a la ciudadanía son cada día más equivocas, torpes, arrogantes y totalitarias.

10:42 PM  
Blogger Nico Rivas said...

Terrible, temerle al pasado y tratar de taparlo para quedarnos con aún menos identidad. Que visión mas estrecha la que sugiere que este documental podría afectar la relación de ambos países, lo que necesitamos es considerarnos como vecinos y ver la historia que tenemos juntos, sin importar si es guerra o paz, pero por favor que no sea indiferencia.

11:11 PM  
Blogger javiergh said...

Me da la impresión que está medida va a traer mucha cola. Es una censura totalmente incomprensible. El sentido común dice que no tendría por qué haber problemas BILATERALES por una serie hecha por profesionales audiovisuales y que no representan necesariamente el parecer del Gobierno. ¿Foxley que te pasó?
PD: El Sur de Concepción también cambia bajo la mano del Mercurio.

11:34 PM  
Blogger TantoGusto said...

Los organigramas burocráticos están llenos de misterios que se añaden a las atribuciones programáticas de Foxley:
1) Por qué el guatón Bachelet que estudió en una universidad de las con nombre curioso una carrera discreta, con rendimiento escaso hace la práctica y zuácate comienza a ganar 1.1 millón. Y encima se queja con publicidad.
2) Por qué un Conservador de Bienas Raíces de Santiago gana 50 millones mensuales y tiene a sus hijos y a un cuñado trabajando en el mismo sitio y uno ni se entera sino hasta que la amante decide sacar tajada.
BONUS: Silvio Rodriguez, si me lees, te aseguro que si alguna vez medio centavo de mis impuestos es utilizado para que tú cantes gratis en Talca haré de mi vida un apostolado con un objetivo único: asegurarme de que tu y cada uno de los lanudos mamones que escuchan tu unicornio sean profundamente infelices o sufran una muerte lenta y doloroso. Te lo juro.
Ultima hora: Alejandro Foxley asume la responsabilidad del fracaso de Corazón de María.

2:16 AM  
Blogger Tomás H. said...

Lo más divertido (o dramático) es volver a ver a Francisco Vidal tratando de hacernos creer que estamos todos equivocados, que sólo él tiene razón. Había olvidado lo caradepalo del personaje.

8:03 AM  
Blogger Rodrigo Mora said...

Bueno, recuerden que la decisión de TVN fue tomada con voto dividido del directorio (¿que habrá votado Lucía Santa Cruz?). Es decir, para todos los efectos legales, esa disquisición alambicada de que TVN es autónma se va a las pailas, aduciendo el mismo argumento que La Nación es S.A.
Por mucho que René Cortázar en su tiempo hubiese contado los segundos que se le daban a cada candidato (no a Hirsch por supuesto), TVN es del Estado y cuando hay "razón de Estado" el derecho a la información se va a las pailas. Así no más. ¿Vamos a rasgar vestiduras?. O vamos a negar que por mucha autonomía, el canal representa al establishment estatal, porque una cosa es que el gobierno no tenga injerencia en la pauta, pero el Presidente del Directorio fue elegido por el Presidente y los miembros con acuerdo del Senado.
Entonces más allá que esto sea un tema de vulneración de derechos, lo que molesta es la pomada de canal estatal, autónomo, bla bla. Porque por uan cuestión obvia, si el que escribe hubiese estado en la misma posiicón: tomando la decisión de si el canal del Estado (!) transmitía un documental aludiendo a la Guerra del Pacífico - contenidos mediante - a 600.000 hogares peruanos, con un diferendo de límites en ciernes, lo siento, pero el bien común está primero y los derechos se van a las pailas por un rato.
Por eso es que dudo que la propiedad de los medios de comunicación sea estatal. Subsidios a la cultura, a la diversidad, a la pluralidad es otra cosa, pero la propiedad es una noción desterrada si es que se quiere elegir, a última hora, a favor de las libertades de expresión.

9:34 AM  
Blogger Glock said...

Lo del 7 tiene un solo nombre: CENSURA.

Es cierto que no es bueno ponerse a escarbar en guerras que nos separan de nuestros vecinos, y menos en este momento. Sería mejor, aprovechando el Bicentenario, mostrar cómo los procesos de independencia de cada país latinoamericano estaban profundamente imbricados, y cómo las ex colonias españolas se ayudaron unas a otras en su lucha.

Sin embargo, la censura a golpe de guadañazo es propia de las dictaduras. Deplorable lo de Vidal, que parece un fresco y sinvergüenza de siete suelas.

9:53 AM  
Blogger Angélica Bulnes S. said...

De acuerdo a lo que dice hoy La Tercera, hubo dos votos que se opusieron a la postergación en el directorio: Lucía Santa Cruz y José Zalaquett. También se oponía Daniel Fernández pero él no tiene voto. El resto, es decir Juan de Dios Vial Larraín,María Virginia Rodríguez, Ignacio Walker,
Daniel Platovsky y Francisco Vidal estuvieron por dejarlo para después.

10:07 AM  
Blogger Villalobos said...

Lo absurdo es la lógica a medias de la censura: obviamente en el Perú los medios están atentos al asunto. ¿Y qué les dice el gobierno chileno?
"Tenemos un documental que nos pareció tan ofensivo para ustedes que preferimos guardarlo hasta que hayamos firmado acuerdos varios y todo esté oleado y sacramentado entre ambos países.
Entonces emitiremos, de Arica a Punta Arenas and beyond, este documental tan ofensivo y polémico que ningún chileno o peruano debería verlo antes de los acuerdos. Je, je, je, zomoz brillantez. Zomoz un balazo pa la eztrategia diplomática".
Foxley & Co. merecen chirlitos por dos cosas: por timoratos y por atarantados.

10:29 AM  
Blogger Zelig said...

Foxley, Vidal y cía., Epopeya es una obra de ficción (El código Da Vivi también, lamento desilusionarlos....). Creo que nuestros amigos peruanos (parafraseando al fatuo de Lagos) son capaces de entender eso. Una última aclaración por si acaso, Zamorano no tiene la culpa del Transantiago a él sólo le pagaron. Difícil de entender, este mundo tan complejo dirán ustedes. Así es.

10:53 AM  
Blogger Javiera Errázuriz said...

Interesante el voto en contra de Lucía Santa Cruz, historiadora. La Guerra del Pacífico es parte de nuestra historia, nos guste o no, (como otros períodos más recientes) y los problemas con los países limítrofes no se van a superar censurando un documental, que según dicen sus realizadores, tenía pretensiones de objetividad (les tengo que creer puesto que no podré ver el documental gracias a Foxley y Cia.). Finalmente, hasta cuando se improvisa en este país. Si el programa tenía financiamiento del CNTV, se estaba preparando desde hace casi dos años y contó con la ayuda de instituciones de los 3 países involucrados en la guerra (según dijo el director del documental a El Mercurio), y por otro lado, las relaciones con Perú estaban pasando por un momento delicado (desde que tengo uso de razón están en momentos delicados), por qué Foxley decide a última hora invitar Vidal a "repensar" la decisión de emitirlo por pantallas de TVN. Impresentable censura, más encima aduciendo razones de Estado... A todo esto, ¿qué ha dicho Bolivia al respeto?

11:10 AM  
Blogger Angélica Bulnes S. said...

Javiera, la columna de Álvaro Vargas Llosa de hoy dice lo siguiente: "Todo esto parece manejado por amateurs. Si un canal del Estado cree que la sensibilidad diplomática es un elemento central de sus decisiones de programación, no anuncia un programa como éste. Si un gobierno dice respetar la autonomía del canal del Estado, no interviene ante el canal para convencerlo de retirar algo que ya está anunciado. Si un gobierno está descontento con la emisión de un programa en un canal del Estado de un país vecino, no se queja antes sino después de su emisión. Y por último, si uno es el director de un documental que incomoda a dos gobiernos, en lugar de salir a hablar en el tono apesadumbrado en el que habló el director de Epopeya la noche del domindo, sale a reventar cohetes de alegría porque no hay galardón más preciado que la censura, incluso cuando es tan delicada y respetuosa como ésta. Todo lo cual deja como un príncipe de la libertad de expresión a Evo Morales, el único de los tres gobiernos que se desentendió del asunto. Vaya ironía".

11:47 AM  
Blogger Javiera Errázuriz said...

La leí, me pareció bastante interesante. Entiendo que el debate va por el lado de la autonomía o supuesta autonomía de TVN respecto del gobierno, pero también me preocupa esta suerte de temor de parte del Ministerio de RREE de enfrentarse a los procesos históricos que tienen consecuencias hasta hoy (que son la mayoría), o lo que es peor, temor a la mera referencia a ellos, como si omitir el documental ayudara a resolver los conflictos heredados de la guerra. Un documental no va a cambiar en nada el panorama de relaciones con nuestros vecinos del norte, y parece que Morales lo entendió así. Habrá que ver.

12:30 PM  
Blogger Rodrigo Mora said...

El Estado es "el" censurador por definición, ¿cómo pretender que no vuelva a su naturaleza? por coherente que pudo haber sido en sus formas anteriores - financiando el proyecto, respaldándolo con seguramente qué opiniones -. Me pregunto qué pensará Augusto Góngora de todo esto.

12:44 PM  
Blogger elpancho said...

Esta situación me recuerda que hace unos ocho o nueve años, hubo una campaña de la juventud de uno de los partidos de la Concertación que decía, "Los censuradores van a votar, gánales con tu voto".

Mira tú...

1:26 PM  
Blogger Rodrigo said...

Una vez más nuestras autoridades piensan que pueden hacer lo que les da la real gana pensando que nadie se va a extrañar, porque sabemos que ellos saben lo que es mejor para el país. Parecen amateurs, realmente.

5:40 PM  
Blogger Maza said...

A mi lo que realmente me molesta es cómo cualquiera se arroga la denominación de "documental" para vestir con ropajes más finos lo que en cualquier parte es un reportaje televisivo. Hago clases respecto al tema, y me parece ofensivo que a menudo en TVN les guste llamar a sus trabajos televisivos "documentales", cuando, irónicamente, es el canal que menos ha hecho por apoyar el documental en Chile.

Curiosamente, vivimos en un país con una extensa vocación documental, una tradición de cineastas independientes que tiene más de 50 años, en la que tenemos un documentalista mundialmente conocido (Patricio Guzmán) que a menudo es puesto en duda e ignorado por la intelligentzia local por "politico".

Me agrede, como cinéfilo, como profesor universitario, como crítico de cine y como espectador que TVN insista en llamar documentales a cosas como "Rojo, el documental". Me insulta más aún la censura explicita que TVN hizo del documental "I love Pinochet", de Marcela Said ("Opus Dei"). Historia verdadera: hace más de dos años TVN compró el documental para exhibirlo, pero nunca lo hizo. No se atrevieron. Finalmente, lo compró para no exhibirlo. Ningún otro canal pudo darlo tampoco.

TVN palidece en este punto frente a su competencia: este domingo, Canal 13 exhibió "La hija del general" de Maria Elena Wood (aunque no resistió la tentación de poner a una periodista de Contacto sobre los créditos finales quien hizo un cierre tipo Meme Ducci y nos contó quien es Michelle Bachelet), y Chilevisión es el único canal que ha hecho esfuerzos para comprar y exhibir documentales de directores chilenos, de manera íntegra, para lo cual ha recibido fondos del Consejo Nacional de Televisión.

TVN, por el contrario, no solo ha denostado el documental chileno: lo ha pirateado (usan sus imagenes sin pagar derechos), lo ha censurado ("I love Pinochet"), y cuando compran documentales extranjeros, los tijeretean y los hacen añicos en ese programa llamado "Entre mundos".

Que ahora un reportaje de Rafael Cavada le llamen documental me parece francamente una provocación.

6:30 PM  
Blogger Alfredo Sepúlveda said...

This comment has been removed by the author.

6:33 PM  
Blogger Alfredo Sepúlveda said...

Creo que más que una censura, esta es una autocensura. En principio Foxley hizo lo que tenía que hacer: moverse para lo que él entiende es el mejor interés del país. Puede que no haya sido la movida más feliz, pero en principio, le pagan para eso.
En términos de libertad de expresión, es más preocupante que el Directorio y Vidal sean tan permeables a las peticiones que vienen desde el poder -y sobre todo de la terremoteada cancillería, no era ni Belisario quien estaba llamando.
Pero esa es la grietilla en la ley de TVN, autónoma, funciona como una empresa privada, pero con un directorio político, no de técnicos. Que sean hombres y mujeres "notables", "inteligentes", "buenos", es un criterio adecuado para otorgar el premio Nobel de la Paz, no para una empresa moderna.
Si TVN se jacta de ser una televisión pública pero autónoma, entiendo que es para tener lo mejor de ambos mundos, no lo peor. Es decir: preocupada del bien del país y financiada sin tocar un peso de las arcas fiscales. Pero este episodio hace pensar si no está pasando que TVN toma lo peor de ambos mundos: la genuflexión ante el rating para financiarse, y una relación de servilismo ante el poder político.
Me parece lo primero pasa todo el tiempo y lo segundo es más esporádico pero ocurre.
Si me preguntan a mí, yo estoy porque TVN vuelva a ser una televisora estatal, claro que con misión educativa, una misión fijada constitucionalmente. Esto implica darla vuelta y dejarla con el 20 % de su programación actual (veamos si "Epopeya" es buena, hasta el momento nadie la ha visto). La verdad, y aunque ahora suena hasta políticamente incorrecto decirlo, podemos vivir sin "Rojo" o el festival de viña, y hasta me atrevo a decir que no necesitamos que haga teleseries (disclaimer: una vez, en una galaxia muy lejana, participé en una de TVN). Paremos de compararnos con la BBC: no somos Inglaterra, por Dios, somos Chile, con un millón de problemas sociales más que la pérfida Albión, entre ellos que somos medios tontos porque estamos pésimamente educados.
Que Rafa Araneda enseñe matemáticas, Felipe Camiroaga castellano y Tonka Tomicic ciencias naturales.
Los verían por obligación solo los cabros chicos. Cierto. ¿Y? Al menos aprenderían algo: les recuerdo que TVN, entidad pública, utiliza las ondas del espectro radiomagnético, y que se le otorgaron alguna vez "para hacer el bien". ¿De qué sirve que se autofinancie? Es como el perro del hortelano: no come de los recursos fiscales, pero tampoco deja comer del conocimiento que -podría, si quisiera- transmitir.
Necesitamos un actor fuerte, innovador y omnipresente en el lamentable sistema educativo chileno.
Claro que TVN es una trufa demasiado atractiva para cualquier grupo político que esté en el poder, y siempre van a dejar alguna rendija abierta por donde poder meter las manos e impulsar sus agendas.

6:54 PM  
Blogger Bruno Córdova said...

Esto fue un acto terrorista del Frente Patriótico René Cortázar. Nada más.

8:00 PM  
Blogger Bruno Córdova said...

Volviendo al tema, me parece que TVN aún no se pone de acuerdo si su directorio tiene condiciones "pluralistas" (como asegura serlo) o "ecuménicas" (lo que realmente parece).

En la medida que aún no tengan solucionado ese conflicto con los vocablos, seguirán pasando estos conflictos con "el alto poder".

8:10 PM  
Blogger Palet A. said...

No hay censura cuando es el propio medio el que decide editar determinado contenido. Política editorial, que le llaman. De hecho, si la postergación se hubiese decidido por razones comerciales (que la guerra de las teleseries, que el rey del trasnoche) nadie lo llamaría censura, ni armaría tanto escándalo.
Si el problema creo que tiene que ver más con el pobre y desvalorizado concepto de prensa democrática que manejamos en Chile. El problema no es que el Gobierno o un ministro en particular exprese sus aprensiones o haga lo legalmente posible para evitar la emisión de determinado contenido. El problema es que el medio de comunicación de turno acepte esos argumentos y los ponga, como en muchas otras ocasiones, por sobre lo que debiera ser su única razón de ser: el interés público y la libre información. La esencia de los medios de comunicación en un país democrático no es servir de herramienta de las relaciones internacionales, no es colaborar en la seguridad pública (recordemos el bochornoso episodio del secuestro de una guagua en que los medios se pusieron en fila para acatar la solicitud de Carabineros, de callar la información que se tenía), ni tampoco el de hacer soberanía (¿hasta cuándo nos meten la mula con lo del territorio antártico chileno?).
Todos esos valores y derechos son relevantes, pero no son ni deben ser los principios que guíen las políticas editoriales de una prensa democrática.

12:19 AM  
Blogger Glock said...

This comment has been removed by the author.

9:28 AM  
Blogger Glock said...

Es censura cuando una autoridad externa impone una suspensión o un cambio de contenidos, y el medio acata. De hecho, El Mercurio informó que "Epopeya" también sufrió cortes en un capítulo.

¡Buena tu imagen de perfil, y mejor tu blog!

9:30 AM  
Blogger Rodrigo Mora said...

Reitero (a pesar de cualquier comentario) que el problema es que haya televisión pública de la manera cómo está concebida. ¿esperaban que Vidal saliera a defender la autonomía del canal?.
Otra cosa: ¿cuál es la labor de la Cancillería? ¿Cómo no cacharon que hay instancias dentro de la misma para analizar los "intercambios culturales" y eventualmente dar una "recomendación"?.
Aquí hay una falla múltiple del servicio exterior que funciona como directiva de cuarto medio.

10:35 AM  
Blogger cienfuegos said...

This comment has been removed by the author.

10:35 AM  
Blogger Glock said...

Sobre la opinión de maza más arriba: plenamente de acuerdo. Sería bueno que el "canal de todos los chilenos", en lugar de comprar reportajes so-called "documentales" con marcado tufillo chauvinista, mostrara alguna vez los documentales sobre el conflicto mapuche que se ven en Europa y todo el mundo (con realizadores amenazados, detenidos y expulsados de Chile incluso), y de los cuales aquí no tenemos ni idea.

12:14 PM  
Blogger ji stark said...

La solución se oye a gritos, y hace rato. Que Don Fisco haga un lindo paquete: vendámosle TVN a Ángel González y La Nación a Saieh. Así terminamos de una buena vez con estas "polémicas" de pasillo de liceo de ñiñas, que no son primera vez que se repiten y que terminan con otros pagando el noviciado- ¿Alberto Luengo, por ejemplo?.

A todo esto, nada personal contra Foxley, pero esta ha sido su semana: primero toma las riendas de TVN sin pedir permiso, por el bien de la política exterior del país y ahora se le apareció la lengua de Claudio Huepe en Chavezlandia.

12:22 PM  
Blogger RaFah said...

Y después de tanto discutir, hoy Vidal anunció que Epopeya va enterito. No escuché si lo emitirán en la fecha que se había programado originalmente.
Lo otro… no veo qué tiene de maléfico poner en el ruedo de la opinión pública las visiones de las tres naciones sobre el conflicto. Ya está bueno de tratarlo como un tema tabú y con una delicadeza tal, que sólo mencionarlo se considera una declaración de guerra. Si ya pasaron 120 años.

4:13 PM  
Blogger Rodrigo Pinto said...

El trasfondo político y cultural asociado a la historia de las relaciones internacionales entre Chile y Perú rebasa con mucho una discusión como la que aquí se ha planteado.

En lo que atañe a los medios, me sumo a quienes han opinado que aquí hay una suma impresionante de torpezas, malas decisiones y metidas de pata.

Y en las apelaciones a la objetividad, bueno, no hay muchas acepciones para la palabra "Epopeya". La que corresponde aquí es la tercera de la RAE: "Conjunto de hechos gloriosos dignos de ser cantados épicamente". Con ese título no puedes aspirar a pasar piola con los vecinos.

4:23 PM  
Blogger Villalobos said...

¿Alguien recuerda Y todos fueron héroes, un repugnante y fachísimo telefilme que TVN emitió a principios de los '80? Contaba en una hora la batalla de la Concepción, en el inimitable estilo de esos años.
Los chilenos eran unos muchachotes gallardos de bigotito, perfecta dicción y valor a toda prueba.
Los peruanos y bolivianos eran torpes, ignorantes, supersticiones, de acentos indeterminados (deduzco de mis recuerdos que se usaron muchos extras indígenas) y con una puntería peor que la de un apache en película de John Wayne.
A la distancia, vomitiva. Si no nos declararon la guerra con eso...

7:09 PM  
Blogger Pablo said...

mm creo que mas que censura va por una cuestion de bien comun
es cierto que tvn es una canal autónomo a cierto punto, pero creo que cuando las relaciones son delicadas es mejor guardarse algunas cosas, por el bien de todos lo chilenos

despues de todo tvn es el canal de todos los chilenos
o no?

12:20 AM  
Blogger JP said...

Con estas cosas se me sale el facho que llevo dentro. Privatizar TVN como que me tinca. ¿Realmente necesitamos un canal público? ¿Después de esto?

4:33 AM  
Blogger Olacht said...

claramente necesitamos un canal público. se censura en tvn como se hace en otros canales todos los días pero aquí uno se entera. trabajé en el mega cubriendo espectáculos y un día me llamaron para decirme que "no más obras de teatro de contenido político u homosexual" y esa misma tarde me pidieron cubrir un bodrio costumbrista en un colegio cuico. en Qué Pasa mandaron al editor de economía a escribir un reportaje a favor de la utilización del pet coke como energía después de los reclamos empresariales por un artículo que decía que la borra del petróleo era súper tóxico.
desgraciadamente nuestra democracia está pegada con moco y se hace metiendo la pata y goles. y este caso de tvn es uno más del montón pero tuvo la suerte (pa sus realizadores) que todos se enteraron y se armó la de dios es cristo.

7:23 AM  
Blogger Glock said...

Suma y sigue: En "El Mostrador" su director prohibió reportear informaciones que perjudicaran a la Concertación ("no sigamos cagando en la leche" fue su frase textual). Mónica González censuró, cuando el hoy difunto Siete era revista, una información sobre automotoras, para no perder avisaje. Fernando Paulsen censuró, cuando era director de La Tercera, un reportaje sobre un supermercado. Y asi... La censura en Chile es norma, no importa de qué color sea el dueño del medio.

9:36 AM  
Blogger fpaulsen said...

Me han calificado de muchas formas y algunas muy justificadamente. Pero el señor Glock, ¿podría precisar qué censura de qué Supermercado ordené hacer cuando era director de La Tercera?

12:49 PM  
Blogger Rodrigo Mora said...

Umm, creo q Paulsen es conocido por todo lo contrario por lo de la puesta en el sitio web con ID gringa de la información de la Operación Oceano.

12:53 PM  
Blogger JP said...

Olacht: Todos sabemos que se censura hasta en los diarios de pueblo. Pero es de sentido común saber que una empresa privada tiene todo el derecho a regular sus contenidos como estime conveniente. Si sintonizas Mega sabes con lo que te vas a encontrar y lo aceptas. En cambio, hay cosas que un canal que se hace llamar "el canal de todos" simplemente no puede hacer. Y si las va a seguir haciendo mejor que cambie su orientación.
Al final no explicaste para qué cresta necesitamos un "canal público".

2:39 PM  
Blogger ELO said...

Hace buen tiempo por el siglo V a.C. un sabio chinito, creo que se llamaba Sun Tzu dijo en su celebre ensayo El arte de la guerra: Conoce a tu enemigo y conócete a ti mismo creo que esto podría reflejar mi posición sobre la conveniencia o no de la difusión de esta versión oficial del estado roto-pues fue financiado por el propio estado- que piensan transmitir; pues ¡que lo transmitan en su integridad!
Será muy interesante ver como tiñen de gloria un acto de agresión y codicia cuyo único afán era el salitre- por algo los británicos le llaman “la guerra del salitre”, por cierto, sobre esta guerra, ¿quienes fueron los que la promovieron, financiaron y finalmente se beneficiaron de estos recursos? Contra quienes realmente se enfrento el Perú?- me pregunto como harán para explicarle a sus televidentes que no forman parte de un estado rapaz?
Pondrán a los violadores en pleno acto “viril”?,quizás a los ladrones que saquearon la biblioteca de lima? o al menos a la “gloriosa” soldadesca destruyendo chorrillos? o de repente repasando a los soldados peruanos heridos?, mientras mas al sur el Caballero de los mares no se cansaba de recoger la basura de su mar, pues estos no tenían la culpa de ser chilenos –dicho sea de paso sospecho que mantienen en su poder el Huascar por el simple hecho que hasta ahora no comprenden a Grau, algún día lo harán? Lo dudo-
Lo que no es secreto es que entre el Perú y la capitanía del sur existen cuestiones pendientes y no me refiero al tema marítimo esa es solo la punta del iceberg, me refiero a la recuperación del territorio cautivo de Arica
Cuestión que debió haberse hecho efectivo en el 79 sino fuera por el inefable Morales Bermúdez –personaje sacado del olvido- que cobardemente conspiro contra Velasco Alvarado y luego de traicionarlo se atrevió a llevar los tanques de sur a norte, echando por tierra años de preparación y planificación en pro de la liberación de los territorios usurpados; porque eso es Arica, un territorio usurpado por tanto será algún día liberado, solo es cuestión de tiempo, no tengo la menor duda de ello
Lamentablemente en su glorioso documental no podrán ocultar que Chile, el de Antes, Ahora y siempre es y será un Estado ladrón

8:13 PM  
Blogger sapo said...

Este es un problema de estetica. De La Moneda van a seguir llamando siempre a TVN. Quien lo duda. Incluso en ocasiones puede hasta ser razonable que eso ocurra. Pero la falta de estetica en este caso, por dios. La brutalidad de este episodio de censura solo demuestra lo poco que le importa a la elite concertacionista la salud de su mejor medio de comunicacion. Lloran todo el dia que no tienen medios, que la derecha tiene a El Mercurio y a La Tercera. Pero que hacen con lo poco y nada que les dio el destino: orinarse sobre la independecia de TVN sin sentarse a pensarlo ni un minuto, y pa' peor, publicamente. Cuando a TVN la audiencia le crea menos que a La Nacion, la concertacion van a decir que es porque la derecha tiene plata para sostener medios como la gente, en cambio ellos son pobres pero honrados.

1:02 AM  
Blogger sapo said...

Angelica, una preguntita inocente: por que tanto "comment deleted"? Quiero decir: como se cae en pecado que merezca tal sancion? son solo groserias, insultos las que deben ser eliminadas para -con toda razon- mantener la profilaxis de este espacio? O en ocasiones el fondo del asunto, aunque dicho con buenas palabras, puede merecer la hoguera cibernautica? Es solo una pregunta. Vengo llegando a este bar y me parece razonable conocer las razones por las que podria ser sacado a patadas. Para evitarlo, se entiende. Digo, este blog a llegado a tal actividad que creo sano conocer dichas reglas si es que ellas existen.

p.s. disculpen haber virado unos cuentos grados el rumbo de la conversa con mi pregunta. Espero no ser "deleted" por aquello.

1:33 AM  
Blogger Carlos V said...

Sólo dos apuntes sobre la discusión. Uno. Me impresiona la cantidad de comentarios que no llevan firma: o no tienen perfil disponible, o sencillamente no tienen blog, nada. Eso no ocurre en casi ningún otro blog. Más me extraña siendo éste uno de discusión entre periodistas o sobre temas de medios. Pero bueno....respecto de TVN...coincido en que fue un caso de autocensura y en ello no es muy diferente del resto de los canales chilenos. El problema con TVN son las expectativas sobre su quehacer, en cómo caímos en esa frase que lo proclamaba "el canal de todos". TVN está en el peor de los escenarios: no es autónoma ni de la influencia política ni de los vaivenes del marcado. ¿Puede salir buena televisión de eso? Pues sí, a cuentagotas, pero sale.

8:23 AM  
Blogger Glock said...

Los comentarios suprimidos los borra su propio autor, usualmente porque se equivocó y quiere corregir el texto.

9:44 AM  
Blogger Glock said...

Elo: el nacionalismo siempre ha sido una estupidez.

9:46 AM  
Blogger Alfredo Sepúlveda said...

Parece que el señor Elo se confundió de blog: este no es el de los hinchas de la barra de Colo Colo o la U para un partido de Chile contra Perú: eso en cuanto a su desentonada y desubicada agresividad patriotera (en este caso peruana, pero si hubiera sido chilena es igual).
En torno a su argumento, el señor Elo parte desinformado. Le convendría estudiar el estatuto de TVN: no es un canal que reciba ordenes del Estado porque no recibe plata de él. Justamente porque recibió una orden del aparato estatal -y la acató- es que estamos todos escandalizados.
El post del señor Elo me hace echar de menos un post que provenga del Perú y que esté al nivel del debate que aquí se realiza. La invitación está abierta.
Me da la impresión de que el señor Elo supone que acá vamos a aplaudir un documental patriotero sobre la guerra del Pacífico y por eso es tan agresivo: yo creo que la gran mayoría de los comentaristas de este blog bostezarían de aburridos con algo así. Por lo que sé, el hilo conductor es un diario de vida que encontraron en el cuerpo momificado de un soldado chileno que hallaron cerca de Lima hace unos años: supongo que a partir de eso se puede hacer algo inteligente: sería un crimen que Cavada adscribiera al historicismo mamón y militarista que durante siglos ha dominado a ambos países. Creo que el post de Elo es un ejemplo de esto último.
Pero como decían en un post anterior, es difícil si le ponen "Epopeya". Qué nombrecito.

1:59 PM  
Blogger Glock said...

¡Esta sí que es buena! El Tábano sacó de su blog el análisis que hacía de los cambios en El Mercurio... ¿lo habrán contratado ahí? Esto de la censura entre los periodistas ya es risible por lo patético.

11:52 AM  
Blogger Glock said...

This comment has been removed by the author.

11:53 AM  
Blogger Interiorbruto said...

El gobierno se manda un condoro tras otro. Verdaderamente increíble.

Revisen en www.cooperativa.cl el diálogo entre Cavada y Vidal. Las palabras del vocero son dignas de Alicia en el país de las maravillas. Muy caradura Vidal, y da la impresión que ni se urge.

4:34 PM  
Blogger Glock said...

Creo que el principal problema para los periodistas y comunicadores sociales (y videístas) del affaire “Epopeya” no son la tracalada de errores de Bachelet y el gobierno (ése es un tema para los políticos, que por angas o por mangas se resolverá políticamente). El principal problema en el contexto de la comunicación (y por favor, si alguien me muestra que estoy equivocado, que me lo diga) es la censura.

Hechos como éste son otra muestra de cuán enraizada está la práctica de censurar en esta sociedad.

No había visto el posteo de fpaulsen (excusas). El dato que puse corresponde a un incidente en una reunión de pauta, en el período en el que Paulsen fue director de La Tercera. Si me quieren creer lo que escribí, bien, y si no, bien. No pienso dar más detalles, porque no vale la pena poner en problemas por semejante nimiedad a quienes me lo contaron. Tampoco quiero ser ni por casualidad como el malnacido y falto de ética individuo de Canal 13 que hundió a la Ditzel hablando en La Segunda y El Mercurio, y encima amparándose él mismo en el secreto de la fuente, que debería ser sacrosanto y sostenerse a todo evento.

No puse esos ejemplos por animosidad, sino porque muestran cómo incluso periodistas y medios caracterizados por su lucha a favor de la libre expresión caen en censura y autocensura casi automáticamente, a veces con extremos ridículos. Y hay montones de ellos. Me cuentan que en “El Mostrador”, diario electrónico que se hizo famoso por la investigación y cobertura de los juicios a Pinochet, había hace unos años periodistas encargados de revisar meticulosamente los cables de la agencia española EFE para quitar, antes de publicarlos en el sitio web, todos los apelativos de “dictador” aplicados a Pinochet; la advertencia era tan seria que varios estuvieron a punto de ser despedidos sólo porque se les pasó inadvertidamente la palabrita. Es algo que ahora suena absurdo y sin sentido, pero es real. También están los casos que mencionaba Olacht más arriba en algunos canales de TV.

Del mismo modo, todo lo que ha aparecido en este blog y los kilos de papel (porque los canales se han hecho los suecos) sobre la censura de “Epopeya” muestran que más allá de los argumentos sobre la conveniencia o la calidad de este reportaje (que no tenía nada de chovinista, como muestra el artículo en La Tercera de Alfredo Jocelyn-Holt), su postergación es una soberana y lamentable tontería. Hasta el nazionalista peruano que posteó en este sitio dice que habría preferido ver el programa.

Y sin embargo, bien gracias: el gobierno peruano está feliz de haber censurado un programa en la Televisión Nacional de Chile; el canciller está satisfecho de su gesto en el que ofreció, al estilo de Apocalypto, la autonomía del canal nacional en sacrificio por las buenas relaciones internacionales, y la vida informativa sigue su curso al ritmo del Transantiago.

Perdón por haber dado la lata con este tema, pero de verdad me pone enfermo ver cómo la censura y la autocensura parecen haberse transformado en un elemento aceptable y cotidiano del trabajo en los periodistas y los comunicadores sociales en todos los niveles y todos los medios. Sin ser melodramático, cada vez que veo hechos penosos como el de “Epopeya” experimento la misma sensación extraña que tuve cuando murió el diario “La Epoca”: salir a la calle y sentir en el aire que había vuelto la dictadura.

12:46 PM  
Blogger tabano said...

Fundamental aporte sobre el tema:

columna de Raúl Sohr en La Nación del viernes 16.

7:54 PM  
Blogger Glock said...

Buena la columna de Fernando Paulsen el domingo en La Tercera, en la que anuncia su salida de Chile. He escuchado puros buenos comentarios de los "colegas". Da para tema de fondo.

12:32 PM  
Blogger María Soledad said...

Me gustaría ver en tu blog un intento de explicación a las entrevistas realizadas ayer domingo 18 a Rina Montt en "El Mercurio" y en "La Nación"
En la primera realizada por Pamela Aravena ella dice:
Rina Montt y la responsabilidad de la renunciada directora de Chiledeportes en el caso Spiniak:
"Yo le informé a Loreto Ditzel que Gema Bueno estaba mintiendo"
La sicóloga del Sename afirma que mientras trabajó con el juez Daniel Calvo en el caso de pedofilia, le informó todo lo que sabía a su jefa. Agrega, además, que Ditzel debió conocer todos los informes sicológicos de los jóvenes que incriminaron a políticos en el caso. Y la acusa, junto a Delia del Gatto, de haberla elegido como chivo expiatorio.

Luego en el diario “La Nación” es posible leer:

“La Presidenta no merece esto”
La justicia determinó que la profesional nada tuvo que ver con los dichos de Gemita Bueno y las falsas acusaciones contra senadores, en 2003. Ahora está sorprendida porque su nombre y su foto fueron utilizadas para hacer caer, en menos de 36 horas, a Loreto Ditzel, designada subsecretaria de Chiledeportes por Michelle Bachelet. Asegura que en ese tiempo nunca recibió instrucciones de ella, pese a que era su superior jerárquica, y apunta a una abogada que le daba las órdenes en relación al trabajo con Gemita Bueno.

(…)

-Pero los antecedentes indican que la intervención de Loreto Ditzel, al parecer, fue real.

-No puedo decir nada en relación a Loreto Ditzel, porque cuando yo recibí las órdenes de Marcela Neira (abogada), no tuve conocimiento nunca de esos hechos. No sé si fueron reales o falsos, no podría calificar nada de eso.

-Dentro de la cadena de hechos que usted establece judicialmente, ¿ella no aparece vinculada a usted?

-No, porque si bien Loreto Ditzel era mi jefa directa, yo recibía las órdenes de Marcela Neira.

Algo parece que no calza…
Cariños
María Soledad de la Cerda Etchevers

8:49 PM  
Blogger Angélica Bulnes S. said...

Uan aclaración porque no había visto los comentarios de un tal sapo. Cuando yo borro un comentario, cosa que he hecho creo que tres veces desde que funciona este blog, aparece "el administrador de este blog ha borrado este comentario". Tal como dice Glock, cuando sales "el autor ha eliminado esta entrada", es porque la persona que escribió se arrepintió y eliminó sus palabras.

9:08 PM  
Blogger bitacoreta.org said...

La explicación de Foxley me parece própia de un dictadorcillo sin educación...Ni siquiera responde a la pregunta que se le hizo: "A mi me pareció..." Y que le importa lo que a usted le pareció don Foxley? Si ni siquiera vio la serie.

La nota de Augusto Gongora es clarificadora, quien además es productor de la serie. Él sostiene que el documental es una reconstrucción historica, con opiniones de gente común de los 3 países (Chile, Bolivia y Peru) y que es una magnífica clase de educación cívica, y que los hechos estan tratados con respeto.

http://www.gongora5.blogspot.com/

Saludos, bitacoreta.org

11:18 AM  
Blogger Daniel said...

Realmente una vergüenza lo que pasó con TVN. Y Vidal como siempre, con sus mamomas frases para el bronce. Saludos

12:09 PM  
Blogger sapo said...

This comment has been removed by the author.

11:16 PM  
Blogger sapo said...

This comment has been removed by the author.

11:25 PM  
Blogger Andres said...

Qué animado debate.

No quisiera sólo sumarme a los reproches y condenas por la censura de este documental, decisión que no comparto para nada y que considero ilegítima.

Quisiera, eso sí, hacer una reflexión acerca de la revisión que los medios hacen de nuestro pasado, a pito del bicentenario.

Tanto TVN como Canal 13 desaprovechan una oportunidad única para abordar nuestra historia. Por diferentes razones, marran la chance de profundizar en quiénes hemos sido y somos los chilenos, trayendo al imaginario hechos que explican muy poco de nosotros.

Tanto "Epopeya" (qué infausto nombre) de TVN como "Héroes" (de sonoridad parecida) de Canal 13 son producciones que vuelven majaderamente sobre los mitos de la historia, como si en colegios y liceos profesores aburridos no hubiesen hecho ya bastante.

Mal, porque -sabemos- los mitos históricos son precisamente mentirijillas creadas para robustecer idearios políticos sectarios antes que explicar identidades.

La Guerra del Pacífico (o del Salitre, como muy bien apuntó alguien) ha sido usada justamente para crear una epopeya (muy bien quién trajo la definición a este debate) detinada a hacer creer en una supuesta superioridad de una nación sobre otras, para así imprimir un carácter uniforme de "chilenos" a una manga de personas de lo más variopinta, identificada con quizá qué elementos del pasado colonial. Con ello se terminó por hacer "real" la existencia de una entelequia que llamamos Chile, como si fuera algo místico y superior a las personas que lo conformamos (hasta hoy se repite la frasecilla "lo más importante es Chile").

"Héroes", por su parte, aborda una tropa de caudillos que se peleó el poder a coliguazos y cuchillas, como si en ello hubiese habido una gesta de proporciones, en la que la valentía de uno, la sagacidad de otro, o el idealismo de cualquiera fueran motores del destino que la patria habría de tomar. Por favor, tomar ese tema y -por ejemplo- poner a un chinchoso Benjamín Vicuña de Manuel Rodríguez es endiosar a seres humanos tan extraordinarios como Pablo Longueira, Adolfo Zádívar o Camilo Escalona.

En vez de tomar estos temas, una buena opción habría sido abordar la historia a través de la gente común y silvestre que vio las calles de Santiago engalanadas y enfervorizadas cada vez que algún bando de la guerra de independencia la ocupaba, o de campesinos enrolados a la fuerza para combatir en el desierto, pero que también cocinaban, tenían sexo, jugaban, emigraban, rezaban, se admiraban sin haber tenido la más peregrina idea acerca de quién ocupaba el poder o contra quienes había guerra quizá donde. Eso al menos hizo el historiador Geroge Duby con la edad media a pito del bicentenario de la Revolución Francesa, prescindiendo, o a lo más dejando como personajes secundarios, la larga lista de reyes con que torturan a les infants.

Al final, un rumor (sólo eso, un rumor). La razón de la censura habría sido, según fuentes muy poco fiables, porque Alan García, entrevistado en el documental, se habría ido de tarro, diciendo cosas que caerían muy mal en la opinión pública peruana, siempre tan celosa de la filochilenidad de sus autoridades.

5:16 PM  
Blogger Maza said...

Andres,
Con todo cariño respeto... ¿cuándo viste "Héroes" y "Epopeya"? ¿Cómo se pueden tener opiniones tan rotundas solo por las sinopsis? Cualquiera puede guardar sospechas similares a las tuyas, pero mientras los programas no sean exhibidos, ¿a donde conducen esas rotundas elucubraciones?

Respecto a la censura... ¿Es realmente censura? Lo digo en serio. ¿Acaso los políticos y los cancilleres no tienen el derecho e incluso el de deber de utilizar todas las medidas -dentro de la legalidad- que estén a su alcance para alcanzar sus objetivos? ¿Tan terrible y escandalizante es que, en ese contexto, un ministro llame por teléfono al director de TVN? No lo tengo tan claro. Primero, porque no lo llamó para pedirle que bajaran una nota del departamento de prensa, ni para que cambiaran los contenidos de un determinado programa. Segundo, porque el directorio de TVN -hasta ahora, LOS UNICOS QUE HAN VISTO EL PROGRAMA- no tuvieron problema en bajarlo. Influenciar en las opiniones (y con ello, en los actos) de los otros es para mi gusto la esencia de la acción política: convencerlos de que mis ideas son buenas. Bueno, Foxley convenció a harta gente bien distinta (directorio de TVN) de que su idea (postergar el programa) era una buena idea. ¿Por que eso puede ser llamado censura sin más discusión? Para mí, Foxley hizo su pega. Y el que no la hizo fue Vidal: quizás debió pararlo en seco, quizás no debió llevar el tema al directorio, y aqui podríamos conversar harto rato. Pero la pelota está en manos de TVN, y así no es otra cosa que política editorial. Quizás una política editorial que no compartimos y todo lo que quieran, pero política editorial al fin y al cabo. Hablar de "censura" con la cara de horror de como quien destapa una olla llena de gusanos, bueno, a mí me suena a una mirada bien chata.
Con todo respeto y cariño,
MAZA

9:07 PM  
Blogger Alfredo Sepúlveda said...

El historiador Gabriel Salazar ha dedicado su vida a hacer justamente lo que Andrés pide: el estudio del pueblo en la historia.

Si les interesa saber un poco de esto en el periodo de la patria vieja, hay una estupenda monografía de Leonardo León llamada "Reclutas forzados y desertores de la patria: el bajo pueblo chileno en la guerra de la independencia (1810 { 1814)".
http://www.scielo.cl/scielo.php?pid=S0717-71942002003500010&script=sci_arttext

9:44 PM  
Blogger Andres said...

Gonzalo:

No he visto los documentales, y no opino sobre sus contenidos, sino sobre sus temáticas, las que -a mi juicio- no son valiosas, o no tanto como para monopolizar "el" esfuerzo de la TV por leer la historia.

Y si elucubrara sobre sus contenidos, también sería legítimo, tanto como lo es tu malestar por decir que "Epopeya" es un documental ¿Cómo sabes que no lo es sino lo has visto?

Fácil, lo supones o intuyes con alguna certeza porque conoces lo que es la TV y lo que es un documental, en pleno derecho.

Alfredo:

Sí, Salazar y León han hecho un fantástico trabajo, y no son los únicos que tratan de indagar en otros sujetos históricos, y no me refiero al también sacralizado "pueblo" salazariano (si cabe el adjetivo).

10:48 AM  
Blogger Miguel Paz said...

Maza y Andrés: Ví el primer capítulo de "Epopeya". Como bien dijo Alfredo Jocelyn Holt en La Tercera el domingo, no tiene nada de libelo, de escandaloso o chauvinista (salvo quizá el irremediable hecho que sus creadores sean chilenos). Es más, la factura del primer episodio de "Epopeya" -y sus dos líneas o secuencias- es bien tradicional, tipo reportaje televisivo de History Channel o Discovery:
1. El presente. Conductor (Cavada) que lleva a Santiago, Lima y La Paz una pregunta: ¿cómo es vista la guerra del Pacífico en cada país hoy y por qué nos divide? Opinan ciudadanos en casetas de video instaladas en la plaza mayor de cada capital; e historiadores chilenos, bolivianos y peruanos. Cavada además asiste a clases de historia en escuelas de las tres naciones, para ver cómo se enseñan los orígenes y resultados del conflicto, interrogando de pasada a los estudiantes sobre el tema.
2. Secuencia de recreaciones de combates narrados en off por "soldado chileno protagonista", a partir de las anotaciones de la libreta encontrada junto a los restos de un soldado que murió en la batalla de Chorrillos. El cuerpo de ese soldado está en un museo de Lima, si no me falla la memoria desde 1998. Ninguna autoridad chilena ha pedido su repatriación, aseguran en el Museo.

1:56 PM  
Blogger tabano said...

Hablando de censura, ¿alguien se enteró de la sanción vaticana al jesuita español Jon Sobrino?

La noticia apareció en varios medios e incluso dio origen a un cruce de cartas al director en El Mercurio.
En esa sección la medida del Vaticano encontró dos esperables defensores: Jaime Antúnez y Sergio Peña y Lillo.
El cura Eugenio Pizarro fue el único que lamentó la medida.
Si alguien se interesa en el tema ya se puede imaginar dónde buscar más datos: BZZZZZZ

10:37 PM  
Blogger feña said...

Qué bueno sería que la concertación tuviera sus propios medios.

3:34 PM  
Blogger el blog said...

¿Tan mal están las relaciones entre Chile y Perú como para censurar un documental?

Al parecer las relaciones diplomáticas entre Chile y Perú nunca están bien.

3:47 PM  
Blogger JUVENAL CERDA C. said...

Recuerdo que a principios de los años '60 Radio Portales fue clausurada durante unas horas por haber comentado un comentario sobre la mediterraneidad de un país vecino... El reinicio de las transmisiones fue con la Canción de Yungay como música de fondo, mientras las autoridades de la radioemisora explicaban que "en ningún caso se era favorable a entrega alguna de territorio a ningún país extranjero". Era la época en que los estudiantes salimos a la calle gritando "¡¡Palena es chilena!!"
Unos diez años después (1974 aprox.) contemplé atónito un mapa exhibido en todos los medios de comunicación en el que las autoridades de gobierno establecían un bosquejo de posible intercambio de territorios...
Después vino el problema del Beagle, con la especial geometría acuática delineada por el Pontífice.
Después vino el problema de campos de hielo sur.
¿Para qué recordar detalles?
Tenemos que convencernos : Nuestros conceptos de lo que es patriotismo han cambiado y están cambiando. Tal vez es para mejor. La realidad es que desde hace más de 50 años las tres naciones del Pacífico, Ecuador, Perú y Chile tienen que realizar la lógica y necesaria unión de intereses para evitar que una creciente cantidad de potencias económicas extranjeras (recordemos que en esa época no participaban todos los países asiáticos que hoy en día sí que están colaborando para que nuestro océano quede vacío algún día quizá no tan lejano...) ¿Alguien se ha fijado, en un mapamundi, cuántas décimas de milímetro son las 200 millas de mar exclusivo?
TVN, que maneja recursos de todos los chilenos, de alguna manera debería pensar por todos los chilenos. La cantidad de posts en este tema nos dice mucho sobre la sensibilidad que provoca, y que indudablemente no es buena idea tratar en un documental público.
Simplemente, no es conveniente. Punto. Debió haberse pensado antes de los enormes gastos que ya se hicieron en la producción. Los únicos que deben haber quedado felices son los actores, directores, productores, publicistas, abastecedores de materiales, y otros que ya cobraron sus suculentos honorarios y ahora desaparecen dejándonos a todos discutiendo y perdiendo tiempo que deberíamos dedicar a
engrandecer nuestro país de la manera que realmente necesitamos, es decir,
construir futuro y no dejarnos sumergir en sueños de un pasado que muy probablemente fue glorioso pero que ya no tiene igual preeminencia en nuestra actual vida ciudadana con los problemas del mundo actual.
Desgraciadamente, con esto se consigue tener algo más de material que tape la realidad de este momento en cuanto a los gravísimos problemas que vivimos con el transantiago ...

11:46 PM  
Blogger Glock said...

Según el criterio de Maza, entonces, la decisión de la revista Análisis de publicar en los '80 cuadros blancos vacíos en lugar de fotos no fue censura, sino una “decisión editorial” motivada por una "petición" de la dictadura.

3:43 PM  
Blogger GB said...

Parece que esta historia tiene precedentes. En 1926, fueron los peruanos los que censuraron una película sobre la Guerra del Pacífico para no ofender “los sentimientos patrióticos de los chilenos”.

Este link al diario peruano “La República” cuenta éste y otros casos similares:

http://www.larepublica.com.pe/content/view/147813/

3:55 PM  

Post a Comment

<< Home

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.