El medio blog

Un medio dedicado a los medios.

Wednesday, October 03, 2007

Los humildes fieles de Sodano

Entre los temas favoritos del columnista dominical de El Mercurio Carlos Peña, están además de los herederos y las élites, la iglesia católica. Entonces, a Peña no le pasó desapercibida –como seguramente si le ocurrió a la mayoría- la reciente visita del cardenal Angelo Sodano, quien fue nuncio apostólico durante la dictadura. El columnista aprovechó su espacio en el diario para hablar de la autoridad vaticana, a quien presentó como el opuesto del bueno del cardenal Silva Henríquez, quien de estar vivo habría cumplido 100 años por estos días (lo que motivó algunas conmemoraciones de las que, según Peña, Sodano se restó cuando no fue así).

“Ambos representan algunas de las contradicciones -los misterios, dirá un creyente- de la Iglesia. Silva Henríquez, inflamado por la fe y orientado, cuando fue imprescindible, por una estricta ética de la convicción. Sodano, en cambio, el epítome del cálculo y del sentido de estado, capaz de comulgar, si fuera necesario para el poder de la Iglesia, con ruedas de carreta o con algo peor”, declaró Peña y rápidamente se adjudicó una respuesta del cardenal Francisco Javier Errázuriz: “Cuando leí el mezquino comentario que escribió don Carlos Peña con motivo del fallecimiento del querido Papa Juan Pablo II, y al leer diversas reflexiones suyas sobre iniciativas de la Iglesia y sus pastores, percibiendo su falta de objetividad y competencia en dichos temas, quise escribirle sólo un comentario: Pastelero, ¡a tus pasteles!”.

Pero si ya es raro ver al arzobispo de Santiago mandando a alguien a la punta del cerro, porque eso es lo que fue, todavía es más curioso que las cabezas de los principales grupos económicos de este país, siempre tan reservadas y reacias a la publicidad, salgan en patota a refutar a un columnista de un diario. Pero hoy en la mañana algunos de los empresarios más poderosos de Chile sacaron la voz para defender a Angelo Sodano en las cartas al director de El Mercurio: Roberto Angelini, Ricardo Claro, Guillermo Luksic y Eliodoro Matte más otras 12 personas bien conspicuas como Patricia Matte o el presidente del Colegio de Abogados, Enrique Barros, firman una carta en la que se quejan de la mala leche del columnista y lamentan “el afán del señor Peña de ofender a una de las personas importantes de la Iglesia”.

Todo esto me llevó a sacar algunas conclusiones:

1. Que pese a que a veces publican cosas insólitas cartas al director es la mejor sección del Mercurio.
2. Que la carta de Angelini, Luksic, Matte, etc. refleja mejor que cualquier reportaje, perfil o ranking de esos medios dedicados al poder tipo Capital, Qué Pasa, La Nación Domingo o Caras Ego cómo se mueven los hilos aquí. Alguno de esos mismos medios podría contar cómo se gesta una respuesta como ésta. (Supongo que habrá sido a través de la Fundación Juan Pablo II, que fue la que invitó a Sodano a venir a Chile y en la que ocupan cargos varios de los firman, pero sería interesante saber quién la redactó, cómo los contactaron, quién no se sumó, cuánto se discutió...).
3. Que no vaya a ser que un día de estos le llegue otra cartita, en sobre azul y de Agustín Edwards, a Peña.

4. Que Angelo Sodano sí que sabe escoger a sus amigos. No sé Carlos Peña se equivoca o no cuando dice que el antiguo nuncio “timbraba papeles”, “se estiraba la sotana” o “se peinaba con cuidado de galán” pero es difícil que alguien que no tiene sentido de poder haga semejantes contactos.
5. Que Peña va a estar hoy en la tarde en el CEP (cuyo presidente les recuerdo es Eliodoro Matte) participando en un ciclo para estudiantes universitarios que se llama “los rostros del poder”. El episodio debería resultarle inspirador.
6. Que, sin ningún ánimo de victimizar a Peña, que sabe muy bien en qué se mete, es un poco intimidante ver una carta de molestia de semejante grupo.

22 Comments:

Blogger Alfredo Sepúlveda said...

Que el viejo era choro, era choro. Yo tenía como 14 años y me sacaban de clases para ir a confesarme con él: recién había dejado de ser arzobispo de Santiago y supongo que tenía mucha frustración y aburrimiento. Desde luego me infundía pánico: es difícil olvidar a alguien con esas cejas y esa voz. Pero por otro lado, aunque chico, uno se daba cuenta del peso que tenía y de lo corajudo que era.
No sé si alguna vez se ha contado la historia de los curas que no subieron en la organización por haber estado cerca de él y cómo fue el proceso de no ascenderlos. Ninguno de ellos -solo se me ocurre Cristian Precht, Miguel Ortega falleció hace unos años- tiene hoy cargos de poder en la Iglesia.

10:25 PM  
Anonymous Lujan said...

Que gran análisis. Todo es cierto: Peña se obsesiona con la cuna y todas sus columnas y todo lo que ocurre en Chile obedece al lugar de origen, en circunstancias que él es un producto de la meritocracia y del libre mercado. Sin este ultimo, dificilmente trabjaria en una universidad privada.
Es un misterio de su vida saber por que estudio derecho en la Pontificia, cuando podria haberlo hecho en la Chile.
Sin duda, lo mas llamativo de algunos de los firmantes es esta subita calidad de catolicos observantes. Yo no se que pasa en este pais, pero a medida que se ponen viejos los empresarios lavan su pasado, sus separaciones, sus vueltas a casar, los engaños a sus mujeres y firman cartas, invitan curas a comer, a dictar misa en Navidad. Y algunos todavia se siguen riendo en la fila.
No creo que Silva Henriquez haya sido un santo. Su genio tenia y su adiccion también (a los niños no, por favor, solo a la botella). Como habria sido el y que habria aportado de no haber ocurrido la dictadura, vaya uno a saber.
Ojala que Agustin Edwards no le de el sobre azul. Eso era lo que esperaba Fco Javier Cuadra cuando era rector y puso de segundo a Peña. Que se pisara la cola solito, pero el hablo primero y se la piso.

11:04 PM  
Blogger tabano said...

Me la están dando en bandeja. Y luego dicen que las teorías de la conspiración son pura paranoia.

Para que vean qué clase de personaje es Sodano, sepan la última perla en el curriculum ultraconservador del cardenal, el tipo de misiones que le encarga hoy el papa Ratzinger:

El 23 de octubre de 2006, Benedicto XVI envió a Bucarest como representante personal al cardenal Angelo Sodano para celebrar el 50 aniversario del levantamiento húngaro de 1956 contra la URSS.

Muy justo que se recuerden los alzamientos contra las tiranías, pero ésa estuvo encabezada por un cardenal que de democrático, nada: Mindszenty era reconocidamente monárquico, antisemita y fascista.

Pregunta: ¿Por qué hoy el Vaticano fue tan poco efusivo, por no decir reacio, para celebrar el papel de Silva Henríquez contra la tiranía de Pinochet?

Pregunta huevona, obviamente, porque para el Vaticano hay algunas tiranías más tolerables que otras.

Nunca está de más recordar que Sodano y el Opus Dei montaron en la Secretaría de Estado del Vaticano una operación para que Juan Pablo II intercediera por la liberación de Pinochet en Londres.

Para los que gustan de la arqueología conspirativa revisen los nexos en los 80 de Sodano y las dictaduras militares de Argentina y Chile. Es cierto que se evitó una guerra, pero no fue gratis: hipotecaron la transición política de los dos países.

Hoy medio Chile es propiedad de bancos españoles y empresarios ligados al Opus Dei.

Los mismos que hoy andan firmando cartitas de desagravio a su santo patrono que les pavimentó el camino al cielo de las privatizaciones.

1:05 AM  
Blogger Marisol Garcia said...

"Nunca está de más recordar que Sodano y el Opus Dei montaron en la Secretaría de Estado del Vaticano una operación para que Juan Pablo II intercediera por la liberación de Pinochet en Londres".

¿Dónde puede leerse más sobre eso, Tábano? Que no lo sabía y que me interesa.

También quisiera saber quién redactó la lamentable carta de Errázuriz. Eso de "pastelero a tus pasteles" es del nivel argumentativo de, no sé, Italo Passalacqua.

1:12 PM  
Blogger Gonzalo Baeza said...

Yo iba a hacer la misma pregunta, pero me la contesté solo. Aquí hay un artículo de El País que habla sobre el tema:

http://www.opuslibros.org/prensa/ernesto_ekaizer.htm

1:37 PM  
Blogger Luis Argandoña said...

La posibilidad de que echen a Peña, que sugieres en uno de tus puntos, sería el acto más miope y decimonónico imaginable.

Además, en rigor, creo que es imposible. 30 segundos después de que lo echen, sonaría su teléfono y tendría pega de nuevo (como columnista). Y por el triple de lo que le pagan ahora. Ud sabe dónde.

Eso sería mil veces más intolerable e irritante en El Mercurio que la columna más insolente e incendiaria de Peña.

Esta simpática circunstancia le da una libertad deliciosa. Si quiere, puede seguir sacándole los choros del canasto a tanto conspicuo lector. Ojalá que lo siga aprovechando.

Peña y sus columnas –las buenas y las malas- son lo más vivo (entre lo muy poco) que tiene hoy El Mercurio, en términos de lo que hace a un medio capaz de convertirse en plaza pública, en un lugar donde se debate.

5:13 PM  
Anonymous Manuel C.N. said...

Me permito sólo agregar un antecedente sobre monseñor Angelo Sodano: su vieja, sólida y pública amistad con el fundador de los Legionarios de Cristo, el sacerdote mexicano Marcial Maciel, a quien el Papa Benedicto XVI invitó en mayo de 2006 a renunciar a “todo ministerio público” de su actividad sacerdotal y a llevar en adelante “una vida discreta de oración y penitencia". Esto, a raíz de las varias acusaciones sobre abusos sexuales que pesaban sobre Maciel desde la década del ’50. Al igual que Pinochet, Maciel se salvó del proceso canónico sólo debido a su avanzada edad y delicado estado de salud, tal como lo aclaró el mismo comunicado oficial del Vaticano.
Seis años antes de conocerse la sanción, el cardenal Sodano bendijo las nuevas instalaciones del Ateneo Regina Apostolorum, el centro universitario para estudios eclesiásticos que los Legionarios tienen en Roma, cuyo gran canciller y fundador es Maciel. En su discurso, Sodano hizo votos para que las nuevas instalaciones sirvieran a todos los deseosos de conocer a fondo el Evangelio de Cristo. Antes de concluir, puso este deseo "en las manos de vuestro venerado y querido padre fundador, el Padre Marcial Maciel". No era la primera vez que Sodano alababa públicamente a su amigo mexicano, a pesar de que ya en 1997 la prensa norteamericana, y posteriormente la mexicana en 2002, reveló en detalle los testimonios de varios ex sacerdotes y seminaristas de los Legionarios que acusaban a Maciel de haber abusado sistemáticamente de ellos cuando eran adolescentes. Antecedentes que, por cierto, estaban en conocimiento de la curia romana, por cuanto varios de los afectados los habían hecho llegar para conocimiento de las autoridades vaticanas.
“Dime con quién andas y te diré quién eres”.

5:31 PM  
Blogger Andres Waissbluth said...

EL hecho que peña esté y siga por mucho tiempo en el mercurio es una decisión del departamento de Marketing. Lava la imagen y además es bastante conservador. Que más se puede pedir! ... Para Edwards, que Peña diga lo que quiera, todo le sirve.

9:45 PM  
Blogger def said...

Que los señores más ricos de este país se unan en una cruzada para defender la imagen de Sodano, no puede hacerme más que desconfiar de tan alto funcionario vaticano...

11:48 PM  
Blogger boris said...

sumo otros curas a quienes Sodano les hizo la cruz, el padre Juan de Castro, Alfonso Baeza. Sólo recordar que cuando Sodano jubila al Cardenal una señora que ostentaba todo el poder dijo "Parece que Dios nos ha oído"

12:17 AM  
Blogger Miguel Paz said...

Bulnes dice que es la sección cartas. Argandoña que la columna de Peña. Yo, que la mejor sección de ElMer es su suplemento de Deportes. Pero me estoy yendo del tema:
Son pocos los que tienen los cojones para escribir columnas como las de Peña, confirmando, a despecho de la corte, que el emperador está desnudo. Menos, los que se atreven a publicarlas. Sobre todo si chocan con las creencias más profundas de los posibles censores: el dueño del medio Agustín Edwards y su director Cristián Zegers. No es poco, eh. Sea por el argumento que sea. No es poco.

3:09 PM  
Blogger cienfuegos said...

Yo creo que don Raúl era top. Fui con mis hijos a la plaza de armas el jueves y para mí, heróe. Pero por lo mismo, y habiendo leído la biografía de cavallo y el relato de Sapag, me intrigan su errores, creo que ahí se podría ahondar para desentrarañar el personaje, un poco a los sepúlveda con don bernardo (está muy entretenido, voy en la 150 ya). P. ej.:
- su confianza en medina, en medio de vaticano II;
- su confianza en hasbún, en los setenta;
- su decisión de detener la dura declaración de Paulo VI el 73;

Sobre las amistades de monsignore hay algunos más fácticos que puede hayan escrito la carta, pero no aparezcan firmando: fernando moreno valencia, sergio rillón romani.
supe a fines de los ochenta de reuniones en que revisaban videos de documentalista de la época o del telenoticiario (¿así se llamaba? lo de paulsen?)
donde aparecía la iglesia popular y que eran llevados a roma para informar a las altas autoridades de los descarriados pastores como el mariano puga que celebraba misa sentado en torno a una mesa dentro de una mediagua;

Algunos de los mencionados como vetados para ascender, tengo la impresión que facilitaron con errores personales, ese tipo de decisiones. ¿o creen que el rumpy estaba mintiendo hace unos años cuando hizo memorias de su vida colegial?

3:36 PM  
Blogger fpaulsen said...

Boris, sólo una precisión, para ser justos con la historia y la citas. la señora que dijo públicamente aquéllo, lo hizo refiriéndose -no al hecho de la jubilación de Silva Henríquez- sino al día en que fue ungido nuevo arzobispo de Santiago el hasta entonces Arzobispo de La Serena, Francisco Fresno. La poderosa dama sintió que Dios había escuchado sus plegrarias para que no sucediera a SH un continuador de su causa. Fresno no era Silva Henríquez, pero no estoy seguro que después de su mandato, la señora hubiera seguido creyendo que su Dios la escuchó.

7:18 PM  
Blogger Alfredo Sepúlveda said...

This comment has been removed by the author.

10:37 PM  
Blogger boris said...

Fernando gracias por la aclaración,
he revisado 3 fuentes:
"Las memorias del cardenal", sólo se refiere a que "el gobierno declaro publicamente su alivio por el hecho que yo me fuera" p.261
"Chile la memoria prohibida": se cuenta el "lobby" del regimen para el cambio del cardenal, cap.13 del tomo III,p.472, por supuesto uno de los influenciables era el nuncio Sodano, otro el embajador Riesle.
"La historia oculta del régimen militar" en el contexto de la alegria del regimen sólo da a conocer la frase de la señora: "Parece que Dios nos ha oído" p. 343, por lo que la aclarción dada viene a responder "el cuando" se dio la frase.

2:53 AM  
Blogger Iván M.P. said...

Carlos Peña debe tener su sobre azul esperando la oportunidad adecuada, realmente hay que tener pana, ya que todos sabemos que decir las cosas por su nombre no es políticamente correcto, y muy pocos se atreven. Apoyo a quienes no renuncian a sus convicciones.

12:28 AM  
Blogger Fernando Olmos said...

Hola.
Quiero saber cómo contactarte para poder ver la posibilidad de una entrevista sobre blogs.

De verdad sería de gran ayuda.
mis saludos,

Fernando Olmos





FERNANDO OLMOS
09-0154302
fernandolph@gmail.com

10:28 AM  
Blogger cosascaras said...

Es divertido observar las insistencias orgánicas de la historia. Si al principio de los tiempos cristianos vimos a dos grupos distintos, los católicos, más masivos pero a la vez ligado a los grupos de poder (como lo fue la decisiva alianza con el emperador Constantino); y los gnósticos, más intelectuales pero al mismo tiempo más abiertos a la diversidad de visiones; en la actualidad, dentro del mismo seno católico observamos dos tendencias muy fuertes: la tendencia ultraconservadora dominada por el Opus Dei (una plaga con olor a naftalina, como pude comprobar siendo alumno de la UC) y el mundo progresista de la Teología de la Liberación y de muchos jesuitas, a quienes admiro tanto como hombres de fe como la de ser el motor intelectual de la Iglesia. Pienso que Sodano y Silva Henríquez representan estos polos, siguiendo el orden en que los mencioné. Otra cosa es ver que, independiente de la tendencia, Silva Henríquez fue el real líder de la Iglesia chilena en aquellos momentos en los cuales se asesinaba a personas, y este grandioso hombre trataba por todos los medios de instaurar cordura. Sodano seguramente se escandalizaría más si una niña de no tan buena familia "asesinara" un espermio y un óvulo. La involución de la institucionalidad católica es penosa: basta ver que desde que el Opus Dei, los Legionarios de Cristo y grupos ultraconservadores comienzan a dominar la visión de la Iglesia de Pedro (desde el pontificado de Juan Pablo II), se inicia la fuga de fieles, que no quieren silicios ni dogmas pétreos, sino un Cristo amable, cariñoso y convocante.

5:08 PM  
Blogger AURELIO said...

perdón pero ¿qué es el mercurio? Si es algo, ¿a quién le importa?

es el 2.007, hijos míos!

3:12 AM  
Anonymous Francisco Martorell said...

Un aporte de El Periodista respecto al tema Sodano y cómo lo vio, hace 20 a�os, la revista An�lisis.

http://www.elperiodista.cl/newtenberg/1920/article-79520.html

10:30 PM  
Anonymous Palach said...

Mucho se ha hablado de Sodano y de su larga estadía en Chile como Nuncio, pero nunca se dice que antes de ser Nuncio también estuvo en Chile como joven secretario de la nunciatura en la década del sesenta. Cuando llegó, los que lo conocieron lo veían como un cura muy político y muy democrata-cristiano. Entiendo que tuvo participación importante en el periodo de la reforma universitaria en la UC y, aunque no me consta, que habría facilitado mucho la llegada de Castillo Velasco. Dicen también que no se habría portado muy correcto con el conservador rector-obispo de entonces, Silva Santiago.

Por esa estadía en tiempos de Frei Montalva, conocía muy bien la política chilena y de seguro que estuvo a favor del golpe como todos los DC (o casi todos, para mayor exactitud). Volvió como Nuncio, habiendo conocido naranjos a todos los personajes de la Iglesia y la política chilena.

Tampoco se menciona su asilo a los miristas que asaltaron algo o hicieron explotar algo por ahí por 1983 y perseguidos por la CNI saltaron el muro de la nunciatura, donde convivieron con Sodano por varios meses. Ese hecho explica también los muros tan altos y las protecciones eléctricas que tiene la nunciatura hasta el día de hoy.

Ultima cosa, muy distinta: a este blog le hace falta publicar la fecha de cada entrada; sólo aparece la hora, pero no dice de qué día.

1:33 PM  
Blogger Rafael Cárdenas said...

La siguiente es una carta que envié a El Mercurio en respuesta a la carta aludida en este artículo, por supuesto no publicada:

“Príncipes de la iglesia

Ya se hubiera querido nuestro recordado Cardenal Silva Henríquez la solidaridad de un grupo de “prohombres” como este que salta en defensa de Sodano en una carta al Director de El Mercurio el 3 de octubre en la que descalifican la columna dominical previa de Carlos Peña, defensa a la que se suma el Rector de la UC con otra carta al día siguiente. La verdad es que nuestra iglesia se gano el respeto de creyentes y no creyentes gracias a su labor en defensa de las víctimas de la Dictadura que ejerció el terrorismo de Estado durante 17 años.

También es evidente el contraste entre aquellos príncipes de la iglesia, que libraron una lucha ejemplar en defensa de los derechos humanos y el vergonzoso papel de otras confesiones o agrupaciones como la Masonería en igual período histórico, contraste que degraciadamente también se da entre grandes pastores como el Cardenal Silva, el recientemmente fallecido Obispo José Manuel Santos, González Cruchaga, Piñera, Valech, Hourton, Camus, etc. y aquellos otros que han venido a reemplazarlos, como Medina o Errázuriz, personajes que no formaron parte de aquella iglesia respetada y desaparecida, sea porque estaban ausentes o porque francamente estuvieron al lado del poder cuando éste se utilizaba para perseguir a sus hermanos.

Desgraciadamente, en aquella época oscura, no se supo que ninguno de los poderosos que firman esta carta haya prestado la menor solidaridad a la iglesia liderada por el Cardenal Silva, a quien incluso se le llegó a negar el acceso al Canal 13, mientras ellos preferían disfrutar de cocteles en la nunciatura, costumbre que permanece, según lo consignan las páginas sociales de hoy día 4 de octubre en El Mercurio, donde divisamos a los firmantes del ataque a Carlos Peña, incluido el Rector Rosso. Rafael Enrique Cárdenas Ortega.”

10:38 AM  

Post a Comment

<< Home

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.