El medio blog

Un medio dedicado a los medios.

Thursday, May 25, 2006

Premios y paranoias

El lunes se entregaron en la Universidad de Columbia los premios Pulitzer 2006: mucho huracán Katrina, varios premiados del Washington Post y todas las historias disponibles para leerlas. En la ceremonia el presidente del jurado, Paul Steiger, se refirió a las críticas que le hicieron tanto desde la derecha como de la izquierda a la selección. Negó que se estuviera tratando de mandar mensajes políticos y explicó que así como el año pasado se premiaron tres artículos que afectaban al partido Demócrata, esta vez se destacaron cuatro historias que perjudicaban al gobierno y a políticos republicanos. "Las deliberaciones fueron, tal como han sido siempre en mi experiencia, sobre periodismo". Steiger también validó la elección de dos textos que fueron criticados por dar información que supuestamente afectaba la seguridad nacional, uno de los cuales reveló un programa secreto del gobierno para monitorear conversaciones teléfonicas sin tener una orden judicial.
Sin embargo, el tema de la semana en Estados Unidos ha sido la final de American Idol que se realizó ayer en la noche. El concurso, una especie de Rojo en versión atómica, se convirtió en el programa más popular del último tiempo en ese país, tanto que el aviso de 30 segundos en la final costó un millón trescientos mil dólares. De acuerdo a The Guardian la definición del ganador se hizo en base a más de 60 millones de votos, es decir, casi 10 millones más de los que obtuvo en su momento Ronald Reagan, el presidente con mayor votación en Estados Unidos. Según el Washington Post, American Idol ha generado casi tantas teorías de la conspiración como el asesinato de John F. Kennedy entre las que se incluyen sospechas de manipulación de parte de los productores, denuncias de redireccionamiento de los llamados a favor de un cantante hacia otro e intervención electoral en todas sus formas.

3 Comments:

Anonymous andrea vial said...

Estuve ahí. No en la mesa principal ni en la segunda. Pero comí el mismo almuerzo y observé fascinada a los "grandes" del periodismo norteamericano. Dos cosas me impresionaron. Primero que la mayoría de las historias premiadas fueron hechas por reporteros. Nada de editores sentados en sus cómodos sillones. Reporteros, periodistas de verdad que salieron a la calle con la grabadora en mano y los ojos bien abiertos. Reporteros que investigaron, leyeron mil documentos y se pasaron horas en la biblioteca. La segunda impresión es que esos mismos reporteros y reporteras no tenían 20 años, tenían 40, 50 y 60...y probablemente hoy son premiados porque nunca han traicionado lo más básico del periodismo: salir a la calle a buscar sus historias.

10:38 AM  
Anonymous Anonymous said...

Que top la directora de la Escuela de Periodismo de la UAH que anda en los Pulitzer. Saludos de Chile.

3:35 PM  
Anonymous Escúchenme said...

Tiene razón la Andrea Vial. En USA los periodistas pueden envejecer haciendo lo que les gusta: reportear. Mientras, acá en Chile no les queda otra que conseguirse un puesto de editor para incrementar sus sueldos o irse a trabajar como relacionadores públicos o encargados de comunicación de una empresa latera. El reporteo no se paga por eso los diarios están llenos de puros cabros jóvenes. En los canales tampoco es muy distinto, aunque hay casos como el de Santiago Pavlovic. Mientras, una periodista como la Mónica González termina como directora de un medio, cuando nunca debió dejar lo que de verdad sabe hacer y por lo que se gana premios que es investigar y reportear. Porque ser un buen periodista no es lo mismo que ser un buen director y para ser editor se necesitan condiciones distintas a las que requiere un buen reportero, pero acá todo se confunde.

3:46 PM  

Post a Comment

<< Home

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.