El medio blog

Un medio dedicado a los medios.

Friday, October 06, 2006

Les dimos la mano y se tomaron el hombro…
Por Andrea Vial


Así es la historia de lo que está ocurriendo con los súper creativos de las agencias de publicidad que impusieron tan acertadamente aquello de las “menciones” en las radios, “placement” en la televisión y “publireportajes” en la prensa escrita. Qué tenemos los periodistas que andar usando nuestro ya horadado prestigio y escasa dignidad en hacerles el trabajo de seducción a los avisadores. Está bien que nos paguen, sí, pero nos pagan porque el público nos prefiere, nos escucha, nos ve y nos lee. Peligrosa costumbre esta trampita en la que caímos con una ingenuidad pavorosa. Porque ¿quién puede criticar a una empresa a la que minutos más tarde tiene que agradecerle públicamente por su apoyo económico o investigar con libertad si te compran la portada del suplemento? Pastelero a tus pasteles, que vuelvan los locutores comerciales a las radios, los avisos a las tandas televisivas y los diseños de titulares, bajadas y epígrafes a los contenidos editoriales. La desgracia es que nadie reclama, todos nos comemos el buey calladitos y el público, ese al cual supuestamente nos debemos, cada día está más confundido y desinformado.
Si antes fue la dictadura de Pinochet ahora es la de los avisadores. En la primera se arriesgaba la vida y en esta la pega. Pero el punto es que si seguimos así, a la larga la pega igual la vamos a perder, porque ligerito estaremos incapacitados de abrir mucho la boca y como modelitos de comerciales, prefiero a la Marlene que a Paulsen…

39 Comments:

Blogger Francisco Aravena said...

Esa pelea la perdieron los periodistas que empezaron a hacer esto. Que sirva de lección para los que dan la mano tan fácil: para los que permiten publicidad disfrazada de información (el escándalo Líder con las portadas en El Mercurio y La Tercera debería haber dejado la grande, y nunca más supimos). Que sirva de lección para los periodistas que son rostros publicitarios y lo defienden con argumentos ridículos. Las peleas que perdamos ahora las van a pagar no sólo los periodistas (no es gremial la preocupación, es social y democrática) de mañana, pasado mañana y ad eternum. Como ahora estamos pagando las peleas que perdieron esta de la radio. Ahora sólo nos queda dar paso a nuestros auspiciadores.

6:10 PM  
Blogger Julio Osses. said...

Hay un chiste antiguo.

Está el periodista entrevistando a la novelista famosa...

NOVELISTA:... y mi carrera sufrió un vuelco maravilloso cuando empecé a darle a los lectores lo que ellos querían...

PERIODISTA: ¿Y en que momento se dio cuenta que sus lectores querían mierda...?.

7:41 PM  
Blogger Jaime San Martín said...

Escuchando en los últimos meses el programa Buffet, de FM Tiempo, he podido darme cuenta como su conductor, Villouta, se ha vendido paulatinamente. Antes, el programa era dinámico, entretenido y honesto. Ahora, más de la mitad del tiempo de locución se gasta en menciones a Orsan Cheque Compra (o cómo se escriba), a los Lofts de Antonio Varas y a Direct TV. Es tal el nivel de sumisión del conductor a sus sponsors que incluso ha inventado un juego en el cual hay que elegir con qué programa de la tanda nocturna de Direct TV te quedas y con cuál cambias de canal. Para él, el éxito de su programa ha atraído a los sponsors, por lo que está feliz. Lo que no se da cuenta es que está transando contenido por plata y a la gente no le interesa eso.

8:23 PM  
Blogger Bruno Córdova said...

Como a ustedes, también me carga la publicidad camuflada en la entrega de información.

Si bien se comprende el motivo fundacional de dicha estrategia (la persona evita prestar atención a la publicidad cuando se encuentra delimitada), no se justifica. Por un asunto de diseño, la entrega de la información debe ser fluida y comprensible, evitando cualquier intento de ruidos en su proceso de comunicar.

Si la publicidad quiere demostrar creatividad, no debe pedir prestados recursos ajenos, como el capital de (presunta) credibilidad de un conductor radial entre la pauta de su programa, sino que debe hacerse notar a partir de sus propias cualidades... ¡Contraten mejores creativos!

Por otra parte, me apesta aún más una situación particular: una radioemisora prestándose para que una marca de alcohol intente penetrar en el segmento de menores de edad (proscrito por ley), faciliando al "líder de opinión" que disponen para el target para que haga una suerte continuidad radial hablando de las bondades del licor en cuestión.

La situación anteriormente descrita, además de abusar de la publicidad camuflada, transgrede todo principio de Responsabilidad Social Empresarial, al utilizar resquicios legales para incentivar una ilegalidad.

Bruno C.

9:31 PM  
Blogger Ticha said...

Para mí como NO-periodista, es una soberana lata oír esta parvada publicitaria e incluso a ratos confundirse con que van a contar otra cosa.

Salu2.

9:32 PM  
Blogger Tomás H. said...

Cuando el medio periodístico se convierte en paleta publicitaria, caso del el mercurio con líder por ejemplo, simplemente ese medio -y de paso el oficio de periodista- pierde toda credibilidad. Les creemos tanto como a las paletas publicitarias. Y a las paletas les creemos poco y nada. Lo dramático es que hay pocos medios que escapan al síntoma. Hasta en la cooperativa se escuchan infinitos avisos camuflados de noticia.

5:28 AM  
Blogger Flaco said...

La Andrea tiene razòn en varias cosas.
Los periodistas tenemos poca gracia para hacer menciones y no nos sale natural. Creo que la radio aùn no ha inventado la forma de hacer placement tipo Caiga quien caiga-que no alteran el contenido del programa.
En el programa que hago en Horizonte hemos hablado esto con Juliàn Elfenbein; se dice que en Tv es peor, falta poco para que el auspiciador te diga como leer los titulares o en què momento es bueno hacer un enlace en directo.

1:30 PM  
Blogger Flaco said...

Me faltó algo: Hace seis años fui a la Radio La Red en Buenos Aires, al programa de deportes de Fernando Niembro. Cuando terminaban la entrevista de rigor, se daba a pase a una niña que locuteaba los avisos y las tandas.
Yo lo encontré anacrònico, y hoy, seis años después, creo que es una gran formar.
¡Que vivan los locutores radiales en vivo y en directo!

1:40 PM  
Blogger elperiodisto said...

En tele y radio, la culpa (que es compartida) también la tiene el control remoto y el zapping. En diario las fronteras están un poco más claras, aunque eso cada vez se desvanece más en los diarios gratuitos.

4:28 PM  
Blogger Cristián Vera-Cruz said...

Creo que lo negativo o no de esta estrategia depende también del soporte del medio y de su temática. En el caso de los medios especializados o "de nicho", la línea que separa a los avisadores de las fuentes es muy delgada. De hecho, para estos medios el 80% de su avisaje proviene de sus mismas fuentes de información, entonces la distancia entre contenidos periodísticos y contenidos comerciales a menudo se vuelve difusa. En este grupo de medios, permanentemente existe el riesgo de caer en lo que llamaría "el placement involuntario". De alli la importancia de que sus periodistas y editores tengan un "feeling" muy pulido para poder determinar el real sentido de las informaciones que reportean y publican.

6:16 PM  
Blogger Club Runas said...

De total importancia hoy en dia, es el poder tener anunciantes en Radios, Canales de TV o Periodicos de provincias.
Para la supervivencia de nuestro trabajo es fundamental tener auspiciadores. Siempre y cuando estos no vayan contra nuestros principios valoricos... se entiende cierto?
Ser periodista en Santiago no es lo mismo que en provincia... y por eso debemos ser multifaceticos.. incluso mencionando empresa y/o servicios...
Gran Blog.. saludos desde Iquique.

12:27 PM  
Blogger Jorge Enrique Díaz Pérez said...

El problema es que se trata de una realidad existente y que dificultosamente desaparecerá. Ergo, hay que acostumbrarse a lidiar con ella y no perder la batalla... ¿Cómo? Aún no tengo idea, pero algo hay que hacer. Por lo menos no el ridículo como algunos...

Saludos,

5:53 PM  
Blogger Baradit said...

Sorry por mi pesimismo. Pero esta batalla está perdida hace rato. Es un estado de cosas enquistado en la base misma del sistema.
Antes cada oficio tenía su propio paradigma, hoy existe uno: el comercio.
El médico ya no hace medicina, hace su empresa más rentable.
El Constructor no hace buenos edificios, hace su empresa más rentable.
Esa es la idea domminante, aplíquela a lo que se le ocurra (religiones incluidas) y junten miedo, porque ésto no va a parar.

¿Poder ciudadano?
mmm...todavía no me convence el dicho "Cuando las ovejas se organizan hasta el lobo se asusta". Dicho muy antiguo, lindo, pero nada más. Las ovejas, desde el inicio de los tiempos son comidas por los lobos, salvo en las películas de monitos, los discursos de izquierda o cuando los lobos son medidamente condescendientes.

5:03 PM  
Blogger cienfuegos said...

¿Ando muy perdido o la noticia de la portada de Qué Pasa no ha sido suficientemente ponderada?
¿Qué pasó que nadie siguio la nota que señala que el ejército espió incluso al presidente aylwin?

9:43 AM  
Blogger indiescipline said...

En el post anterior hay un artículo sobre publicaciones académicas que parte hablando de una revista de la cual Andrea Vial forma parte del Comité Editorial.. curioso... ¿placement?

10:50 AM  
Blogger Milana said...

Hola: Sabiendo que tu blog es muy popular me sumo a la protesta que VTR arbitrariamene sacó de su grilla el canal argentina T y C Sports.

Saludos

3:21 PM  
Blogger Jorge Enrique Díaz Pérez said...

únete a la campaña contra VTR: Que devuelvan TyC Sports...

5:07 PM  
Blogger Cabro Gamarra said...

Los periodistas son a mi parecer,una raza de malededucados; ya que el sólo hecho de divulgar cualquier tipo de información,con o sin consentimiento de los protagonistas de cualquier hecho, es de pésimo gusto.
Y un país como el nuestro que vive colgado de los noticiarios es muestra de que somos una raza de amargados,sin vida propia,y presa de demonios como el chico Perez Erto Pantoja y Alejandro Guiller.
Ñoños

12:51 AM  
Blogger Cabro Gamarra said...

ah¡y un poco de sexo con Milana,no me haria mal.

1:02 AM  
Blogger esteban lob said...

Me sorprende que digan que las encuestas indican que T y C Sport no marca en las encuestas.
Cuando eliminaron en tiempos de Metrópolis- Intercom el canal del tango, dijeron lo mismo.
¿Existe realmente quien haya sido encuestado alguna vez sobre el tema?

7:05 AM  
Blogger Adicto a T y C said...

por favor
linkea este blog
dedicado a T y C

11:30 AM  
Blogger Julio Osses. said...

Me daba la impresión que este tema derivaría en una diatriba generalizada contra el oficio del periodismo... y tan lejos no estuve (menos mal que mediaron los fanáticos de T y C Sports, si no esto hubiera sido una carnicería).

A mi me parece super triste que el sistema económico en que el periodismo chileno está inserto no sólo le haga las cosas muy difíciles a los profesionales de la información preocupados de la ética del oficio, sino que más encima genere argumentos para denostar su práctica, con la liviandad de cualquier "opinólogo".

Mi sensación es, claro, que el periodismo está en jaque en Chile hace rato, que cuando uno ve el sesgo prácticamente obsceno de la información de los medios tradicionales dan ganas de llorar a gritos.
Pero no veo que haya que crucificar a todos los periodistas contratados por un medio con buena pauta comercial. Ni siquiera a los que prestan su credibilidad en una campaña publicitaria.

Los que merecen el repudio y la excomunión del oficio periodístico, son todos los "peces gordos" de la información que tienen a un entrevistado importante delante, pero se quedan con la pregunta clave en el tintero para no meterse en problemas con sus jefes.

Es ese tipo de "periodismo gallina" el realmente cancerígeno. Cuantas veces vimos entrevistas a Jovino Novoa sin que nadie le preguntase por su rol clave en el Comité Editorial de La Tercera. Cuantas veces hemos visto a Paulsen derretirse de amor por su jefe Sebastián Piñera, tratando de no incomodarlo en Última Mirada. ¿Y acaso no es también una forma de complacencia el hacer periodismo de farándula? ¿No es una manera de claudicar de la ética periodística, y consagrar su oficio al pelambre fatuo?.

12:13 PM  
Blogger cstipicic said...

El tema es difícil y nos toca a muchos. Pero también creo que llegó para quedarse. El punto es cómo mejorarlo para que no cruce la frontera de nuestra pega y no espante a la audiencia. Creo que hay mecanismos para separar las menciones comerciales del contenido de los programas y mientras eso sea posible, hay que hacerlo. Ahora, distinto es cuando hay "rostros" que se involucran directamente con algunas marcas. Eso me parece más complicado aún y, desde mi particular punto de vista, no aceptable.

12:58 PM  
Blogger Rodrigo said...

A riesgo de llegar tarde a la discusión, quería agregar algo. Hasta donde se, la Andrea Vial sigue siendo rostro (¿o es voz?) de terapia chilensis. Pues bien, en ese programa de la radio Duna ella misma, turnándose con Héctor Soto, Villegas y Vergara, hace "menciones" a los auspiciadores. Su nombre, cada vez que "menciona" una marca, queda indefectiblemente ligado a ella, y eso es precisamente lo que los avisadores buscan.
Las "menciones" son una versión prehistórica del placement.
En una industria tan tan amenazada como va a estar la prensa en los próximos 5 años, a veces es mejor no comulgar con ruedas de carreta.

9:56 PM  
Blogger enemigo publico said...

Bien Cony. Una cosa es leer publicidad en un programa equis, por orden del medio en que trabajas. Mal, pero entendible. Otra es que por ser rostros creible, te vendas a una multitienda como si fueras estrella. Ejemplo: Maquita Pizarro, que no creo que gane tan mal como para tener que hacer obligadamante la cara bonita de Almacenes Paris. Debe ser porque las niñitas del Villa María se acostumbraron a un estandar de vida muy alto y no le alcanza con lo que le paga Piñera para darse sus gustos. ¿Sabrá maquita lo que ganan los vendedores de la multitienda a la que ella le presta su sonrisa, cuáles son sus horarios y exigencias? ¿Sabrá que pese a que hay una ley de la silla ellos no pueden sentarse en todo el día? ¿Que son subcontratados a tarvés de empresas mulas para evadir el costo de los contratos, pese a que Paris es parte del holding que tiene más utilidades en el país?

10:56 AM  
Blogger Bruno Córdova said...

La ley de la silla es tan vieja como sentarse con el poto. ¡Y aún así no la respetan! Vaya culo que deben tener estos sujetos para evitar una ley laboral tan elemental. (Y después molestan a Escalona por hablar de "chupasangres".)

Bruno C.

5:51 PM  
Blogger avial said...

Rodrigo,ese es mi problema, que tengo que leer menciones, y de ahí mi pataleta. Creo que si todos nos ponemos de acuerdo y decidimos en masa no seguir haciéndolo quizá podamos lograr desterrar esta mala práctica.

10:50 PM  
Blogger Winston Recabarren said...

Los medios venden audiencias a los avisadores. Es mercantil y ovejuno si se quiere, pero es el modelo cuasi-universal (dejo fuera el financiamiento del Estado, ONGs, etc, todos pasaportes a la irrelevancia).

Si los auditores eluden la publicidad, el modelito no funciona: los avisadores se largan a otra parte. El placement y las menciones leídas por periodistas surgen porque son casi las únicas maneras de exponer a la elusiva gallada al mensajito.

Se puede hacer de modo más elegante, y los medios pueden tratar de defenderse de las presiones corporativas. Cierto.

Pero el fondo del asunto no cambia mucho, es lo que hay. La publicidad es fea. Está hecha para chirriar, para interrumpir. Pero si alguien sabe de otro modelo de financiamiento para los medios, ruego me avise a la brevedad.
Luis Argandoña.

8:40 PM  
Blogger Maza said...

Puedo dar fe: nadie en todo el dial lee las menciones publicitarias con tanta voz de lata como Andrea Vial en Terapia chilesis. A veces ni se le entiende lo que dice. Ahora recién lo conecto con lo que escribe. Su lata por los avisos es verdadera. Si yo fuera avisador de su programa rogaría que no leyera mis avisos. Hasta a Villegas se le enciende la voz y se pone dulzón cuando habla de los créditos hipotecarios de no sé qué banco (sí sé qué banco, pero mis menciones SI que son caras).

9:26 PM  
Blogger Bruno Córdova said...

Quisiera retomar algo que he planteado al inicio de la discusión: cuando la publicidad pasa de ser molesta a malvada, utilizando resquicios legales para hacer algo reñido con la ética: una empresa de licores ofreciendo una marca para patrocinar un programa con target entre adolescentes.

Si ese atentado a todo concepto de RSE se tolera, obviamente hay manga ancha para tolerar las humildes menciones de AFP del señor Villegas. ¿No les parece?

Bruno C.

10:58 PM  
Blogger javisanfeliu said...

Totalmente de acuerdo con casi todo, el placement es una grosería y hace que todo se escuche y vea horriblemente vendido y manoseado.
Pero no nos engañemos: un avisador compra un espacio, no compra una pauta editorial. Si Endesa se manda una cagada monumental y es avisador, no impedirá que los que hacen el programa hablen con libertad sobre el tema. Lo único que podrìamos conceder es que, como se "estila", tengan derecho a replica inmediatamente o bien en el programa siguiente, lo mínimo si hablamos de objetividad hacia el público. Pero nadie bloquea a menos que quiera sentirse así.
La perdida de libertad se da, claro que se da, pero en los lugares donde no hay dignidad sino simple mercantilismo. No me ha tocado trabajar en esos lugares.
Dato: una vez en Mañana Será Otro Día se habló contra la publicidad de alcohol nombrando marcas al aire, todas del mayor avisador de Iberoamerican Radio, CCU. Y tuvo llamados de enojo única y solamente porque no se les dio la posibilidad de replica. No se fueron, no se lánzó a nadie a la calle, no mataron gente ni amenazaron nada, sólo pedían lo justo, asunto que me pareció en su momento absolutamente correcto y un error de parte de nosotros.

Una cosa no lleva a la otra.

Pero de que es ordinario el placement, es ordinario el placement. Si eso es lo que molesta, estamos de acuerdo.

6:54 PM  
Blogger Rodrigo said...

Qué historia tan edificante la de CCU. Lástima que sea la excepción de la regla.
Yo, que trabajo en una de las cabezas del duopolio, puedo dar fe de la asimetría con que enfrentan las malas noticias las grandes compañías, especialmente las del retail.
Siempre hay excepciones. Recuerdo una, de hace varios años, cuando la Carola Fuentes, en el 13, reveló cómo los bomberos de Copec afanaban vendiendo bencina, nota que instaló la práctica esa de "señor, el marcador está en cero".
Si los avisadores ganaran siempre, ya habría habido una revolución. El punto es que ganan muchas más veces de las que pierden y nosotros, los periodistas, nos hacemos casi siempre los giles y hasta nos autocensuramos descartando pautas que comprometen abiertamente a algún avisador poderoso.
Si no me creen, revisen en el archivo quién cuestionó la nueva norma que fija el interés máximo que pueden cobran las multitiendas. ¿Alguien se fijó, o quiso fijarse, que si bien quedó en un 3.5% mensual (que ya linda en la usura), pueden aplicar costos de administración y cobranza muy por encima de eso?
La respuesta es: nadie. Ni un sólo artículo. El retail tiene millones de tarjetas de crédito, que están en manos de millones de potenciales lectores-auditores.

7:37 PM  
Blogger Bruno Córdova said...

Y, como las tarjetas, un target adolescente recibe por las ondas transmisoras un edificante llamado a consumir cerveza. ¿Dónde mierda está la RSE en todo esto?

Al menos el vicio de las tarjetas de crédito puede evitarse revisando bien en cuántas cuotas se quiere pagar, en cambio el alcohol es una adicción. Aunque suene cartucho decirlo.

Bruno C.

10:58 PM  
Blogger avial said...

BC, mi apoyo total...la manga ancha con la publicidad y venta de alcohol a menores es lejos lo más importante de todo lo que se ha hablado aquí. Cuando alguien pregunta en qué se distingue un país desarrollado de uno en vías de desarrollo, estoy convencida que en la indiferencia ante este tipo de conductas criminales, y no necesariamente en el ingreso per cápita.

11:58 PM  
Blogger Bruno Córdova said...

Estimada Andrea:

¿Habrá sabido el monigote vendelicores en cuestión que hacía algo reñido con la ética? ¿O se lo calló para sostener su creciente acaparamiento mediático en su target?

Bruno C.

PS: Supongo que está sobreentendido a qué me refiero.

12:24 AM  
Blogger javisanfeliu said...

Un dato: FMHIT, que tiene su target en 15 a 18 años, no publica publicidad de alcohol por política de empresa, pudiendo hacerlo. Es autoregulación. Nuevamente el lucro no se pone por sobre la etica.

Repito, esto del libre mercado pone en juego la labor del periodista y su rol social, es un mercado abierto y los avisos pagan los sueldos, pero no compran personas.

Interesante el tema de las tarjetas de crédito. En Estados Unidos y Europa no es tema, se habla y ya. Partamos por organizar desde los medios a los consumidores, que son los verdaderos dueños de la sociedad de consumo y no al revés. El problema es que tienen una pasión maravillosa por vivir en la luna y ocupar su cabeza en SQP.

12:39 PM  
Blogger Bruno Córdova said...

Casualmente, la anomalía descrita corresponde a una radio del mismo conglomerado.

Bruno C.

6:20 PM  
Blogger javisanfeliu said...

No suena cartucho decirlo, BC, pero sí ingenuo y peor aún, paternalista. Nuevamente le achacan a los medios lo que en rigor deben hacer las familias. Y ahí el tema se pone bastante más complejo porque una cosa es el país real y otra el país "ideal".

Y no, no es casualidad, cada medio de acá se define dependiendo de sus públicos objetivos. Los adultos no se asustan ni se hipnotizan con publicidad. Los jóvenes supuestamente sí y acá se aplica un criterio al respecto. Eso es todo.

Bueno, autocensúrense, jueguen, sean honestos. No digan menciones publicitarias si tanto les molesta. Digan verdades si ese consideran es su rol en la vida. A fin de cuentas, cada cual sabe que zapato usa y dónde le aprieta.

7:49 PM  
Blogger Bruno Córdova said...

No estoy desconociendo el rol de las familias a la hora de inculcarles a sus hijos los DO y los DON'T de la vida. Sin embargo, si cambiásemos el concepto "alcohol" por el concepto "tabaco", la cosa sería diferente.

Si una radio estuviera promoviendo el consumo de una marca de cigarrillos en menores de edad (aun después de las 10pm), varios habrían puesto el grito en el cielo... Todo porque todavía está caliente la puesta en marcha de una ley regulatoria del tabaco.

¿Tenemos que esperar la discusión parlamentaria de una nueva ley regulatoria del alcohol para que esta irregularidad radial sea tema?

Bruno C.

8:49 PM  

Post a Comment

<< Home

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.