El medio blog

Un medio dedicado a los medios.

Thursday, July 12, 2007

Cambios en Las Últimas

Desde que hace dos semanas que La Nación Domingo lo contó que se me ha quedado rezagado el cambio en el alto mando de Las Últimas Noticias. A los comentaristas desprevenidos tal vez les interese saber que fines de julio el subdirector, Mauricio Gallardo, se va a Puerto Rico a trabajar al diario El Nuevo Día, lo que supongo que será un reconocimiento o premio después de cerca una década de gestión exitosa.

Gallardo, según yo de los personajes más curiosos de la prensa chilena, ha sido clave en el cambio que convirtió en 2002 a Las Últimas en el diario con mayor circulación. “Oriundo de San Felipe y formado profesionalmente en la UC, Gallardo trabajó antes en los diarios El Labrador de Melipilla; El Mercurio de Valparaíso, en la revista Hoy, donde fue jefe de redacción, y en El Mercurio de Santiago, donde fue redactor político y de Reportajes. A LUN llegó en 1997, de la mano de Andrés Benítez, y formó personalmente el equipo que después, ya bajo la dirección de Agustín Edwards del Río, implementaría la actual fórmula que combina farándula, noticias freak y casos de interés ciudadano”, dice LND.

La opción que tomaron en el diario el hijo del dueño de El Mercurio y Gallardo -quienes se conocieron cuando eran jovencitos y hacían la práctica en El Mercurio- tuvo tal éxito que se comenzó a hablar del
“fenómeno LUN” (que de paso creo una marca nueva: LUN en vez de Las Últimas Noticias). Pese a que el estilo ha recibido críticas por sensacionalista y frívolo de todos modos ha obligado ha hecho bailar a su ritmo al resto de los medios. El que más tuvo que ponerse a tono fue el diario La Cuarta -que cambió sus tradicionales portadas de crónica roja por las de farándula- pero hasta los diarios más distinguidos tuvieron que hacerse cargo del interés del público en las temáticas LUN y hasta chasconearse un poco.

Ahora, si después de todo eso usted se imagina a Gallardo es algo así como el director del Daily Bugle, el diario para el que trabajaba Peter Parker-Hombre Araña o como el miserable editor de la película The Front Page, es entendible pero se equivoca. Muy al contrario Gallardo es uno de los personas más discretos, “insondables”, según comentan quienes han trabajado con él, y que menos se hacen notar de los medios. Cultiva un estilo medio kung-fu (nada me toca, nada me perturba), sabe mucho, es un gran lector, le gustan el campo y las abejas y es de pocos amigos (entre los que se cuentan Cristián Bofill, amistad que por alguna razón a los periodistas les encanta). Quienes han trabajado dicen que aunque cada cierto tiempo explota en genearl es muy caballero en el trato (“Te quito un minuto de tu valiosísimo tiempo”, dice cuando quiere hacer una corrección), pero se quejan de que tiene un carácter cambiante y hay que darle en el gusto como sea (¿a qué editor no?). Por otra parte agregan que es de los pocos capaces de convencer a Agustín Edwards aunque le tome horas.

El otro que también tiene ese talento, aunque mucho menos desarrollado, es el reemplazante de Gallardo, Gerardo Cañas. Y como a rey muerto, rey puesto ahora hay que concentrase en él, que actualmente ejerce como editor del suplemento dominical. Sindicado como el descubridor de Larry Moe, el periodista de unos 40 años ha hecho buena parte de su carrera en Las Últimas: pasó por Deportes, Espectáculos y luego fue editor nocturno cargo en que se ganó odios gracias a su manía de hacerle mil correcciones a cada texto y su afán por llevar la noticias de último minuto, cosa que no siempre fue bien recibida por los editores que veían como se iba a la basura su trabajo del día.

Sin embargo, dado que siempre ha defendido a muerte el ángulo LUN (que entre otras cosas incluye hacer notas para la gente común que no maneja detalles específicos) y que los clicks en la página en Internet respaldaron sus decisiones, se ganó la confianza del director Agustín Edwards.

Como Cañas es un tipo “de la casa” su llegada a subdirector no significa una ruptura con lo que ha estado haciendo LUN pero obviamente hay diferencias entre él y Gallardo. Entre otras, que a diferencia de éste último, que viene del periodismo político y cada cierto tiempo se empeñaba en llevar el poder a la portada (siempre claro con la particular mirada de la vida LUN), Cañas es hombre de espectáculos y deportes, entiende menos de los enredos de “palacio”, desconfía de los políticos y tiene un perfil más lúdico. Pero más allá de eso, probablemente su gran desafío sea darle nuevos aires al diario y evitar que la fórmula LUN se agote.

4 Comments:

Blogger Miguel Paz said...

"El dueño de la farándula". Ese es el título de un artículo que en enero de 2004 contaba paso a paso cómo Agustín Jota, como le gusta a algunos nombrar al hijo de Agustín Edwards Eastman, y Gallardo armaron la fórmula LUN.
La entrada del reportaje de Pablo Douzet, que labora en LUN actualmente, es un gran registro del proceso del cambio del diario de famosilandia:

"En medio de un caluroso día de principios del verano de 1997, una moderna y espaciosa van se desliza sigilosamente por las calles de La Florida, la más emblemática de las comunas emergentes de Santiago (...)
Pero esta van –que ahora ingresa al enorme estacionamiento de asfalto del Mall Plaza Vespucio- no transporta a una pujante familia floridana ni a una pequeña tropa de consumidores de comunas adyacentes en busca de mejores precios. Sentado en su interior está Agustín J. Edwards del Río, heredero del imperio periodístico de El Mercurio S.A.P. (...) Por esos días, acababa de ser designado presidente de Las Últimas Noticias (LUN), en ese entonces, el diario más popular y menos rentable de la cadena. A su lado, están Andrés Benítez, el director del matutino, y Juan Enrique Canales, su gerente general, junto a otros ejecutivos del área de marketing. Por supuesto, ninguno viste sus tradicionales trajes; todos andan en una relajada tenida sport.
Claro, no andan de compras por esos lados. Más bien, Edwards Jr. está realizando una novedosa especie de turismo. Turismo social o antropoturismo, si se quiere. La tarea hoy es otra: enterarse de cómo viven, en qué autos se mueven, qué ropa usan, qué conversan y cómo eligen y compran esos nuevos chilenos, los habitantes de La Florida. Edwards Jr. quería ver de cerca y en su propio ambiente a esos seres con los que no se topaba en ninguna parte y de quienes tan poco sabía. Ironías del destino mediante, ahora tenía que lograr convertirlos en sus lectores fieles.
Este hecho aparentemente anecdótico es mucho más que eso: marca un hito en la manera de concebir el negocio de los medios y la forma de hacer periodismo en Chile. Para Edwards Jr. y su equipo, ahora son los intereses personales de los lectores los que deben moldear las notas en su periódico. Y como las preferencias de sus clientes en la actualidad van por el lado de los espectáculos y, sobre todo, la televisión, las circunstancias han obligado a que un integrante de una de las más relevantes familias de la elite chilena se haya convertido en un ícono de la farándula nacional".

1:18 PM  
Blogger Andres said...

Coneja,

se te olvidó comentar la partida del notable reportero político Guillermo Muñoz a La Tercera. Sensible pérdida.

6:03 PM  
Blogger Glock said...

¿Qué significa que el "estilo lun" incluy hacer notas para la gente común que no maneja detalles específicos? ¿Que escriben puras mentiras y estupideces, o que la gente que lo lee es estúpida? Bueno, en verdad casi siempre me siento estúpido cuando abro LUN.

6:55 PM  
Blogger Angélica Bulnes S. said...

Significa escribir para toda esa gente a la que le importa un comino quién es el panzer, que no sabe ni quiere saber quiénes son los guatones ni cómo se llevan con los chascones, colorines, autoflagelantes, complacientes, coroneles o los terceristas y a las que está muy lejos de quitarle el sueño la renuncia de Marco Antonio González de la Fundación Jaime Guzmán por sus roces con un no sé cuanto Ibáñez. Es decir, es escribir para que te entiendan otros además de los políticos y los periodistas.
Andrés: lo de Múñoz, como tú dices una pérdida. Cómo olvidar su portada de Piñera casi devorado por el lobo de mar "el guagua".

4:55 PM  

Post a Comment

<< Home

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.