El medio blog

Un medio dedicado a los medios.

Sunday, July 15, 2007


Con lo que les gusta

Este fin de semana se cumplen cuatro años de la muerte de Roberto Bolaño (Ayer, si se fija la fecha de muerte según la hora chilena, hoy si se sigue la de España).

Yo no lo he leído y creo que todo lo que sé de él es lo que pone Javier Cercas en Los Soldados de Salamina que lo introduce como un personaje, pero eso no significa que no me haya dado cuenta que en los últimos años se ha producido una devoción en torno al respetado escritor y que han sido cientos, sino miles, las notas sobre él. Por eso me pregunto por qué, con la ansiedad que hay por escribir y leer sobre Bolaño la prensa ha puesto tan poca atención a la tremenda reseña del New York Review of Books.

En todo caso ésta es como la consagración post mortem de Bolaño en el mundo de habla inglesa. Si bien no es primera vez que logra la atención de un medio en Estados Unidos, tratándose del New York Review of Books es más destacable porque es una de las revistas culturales y literarias más importantes del mundo.
Ahí se mueren por escribir los intelectuales chic. Por ejemplo, en este mismo número en que reseña a Bolaño viene un extracto de la novela de J.M. Coetzee que se va a publicar en enero. Dudo que sean muchos los medios que se pueden dar el lujo de publicar en exclusiva el adelanto de un Nobel.

Por eso que el NYRB reseñe a un autor, especialmente si es latinoamericano, ya es un reconocimiento, pero que además lo haga en términos tan elogiosos como los que le dedica a Bolaño el escritor estadounidense-guatemalteco Francisco Goldman, es una verdadera consagración. Ya el título -"The Great Bolaño"- dice mucho sobre el tono del artículo en el que se lo compara con Borges.

Ahora, a los que se les hincha el pecho de emoción patriótica con este tipo de reconocimientos internacionales, les aviso que para el autor del artículo Bolaño es tan chileno, como español o mexicano, así es que no se entusiasmen demasiado.

11 Comments:

Blogger Pablo said...

En Barcelona se acaba de estrenar la versión teatral de 2666 y ha sido aplaudida por la crítica. Es una obra de cinco horas de duración,que al parecer no cansan, donde se representa cada una de las partes de la novela, la parte de los críticos, la parte de Amalfintano, la parte de Fate, etc.

Ahora bien, el NYRB es una gran revista literaria, pero no me parece que nuestra percepción de Bolaño vaya a cambiar a estas alturas por recibir la venia del mundo anglosajón. Ellos llegaron tarde a la fiesta y no podemos concederles el mérito de ser los jueces supremos de la literatura en español. Nueva York será la capital del mundo, pero todavía Barcelona y Madrid lo son de nuestras letras.

3:41 PM  
Blogger Villalobos said...

Angélica:

La prensa local no pescó la nota probablemente porque:

a) Ya están un poco chatos de escribir sobre Bolaño y acaban de hacerlo -en tiempo periodístico- a propósito de esos póstumos que editó Anagrama hace un semestre o cosa así.

b) Hay mucha gente cubriendo cultura que no lee inglés, y no lo digo en mala onda. Pucha, no lo leen nomás. Además, habría que gastar media nota explicando quién es el autor de la crítica y qué es la NYRB.
(Porque el editor diría "pero esa revista no la conoce NADIE y quién LEE a este gallo y por qué mejor no ponemos esta nota armada y con fotos que nos mandaron de agencia sobre los Transformers...")

c) La "noticia" sería que hubieran hecho bolsa a Bolaño. Entonces tendríamos extractos traducidos y esas cosas.

5:18 PM  
Blogger Javier González said...

Angélica te envitamos a participar con tus opiniones en el nuevo blog ciudadano visionciudadana.cl. Te esperamos para enriquecer el debate en diversos temas o si quieres tu proponer alguna discusión en tu particular estilo eres bienvenida. Lo de Bolaño, a mi parecer, ha tenido poco a poco el reconocimiento que se merece en el país. Ni siquera se discute su gran calidad, tal como se hacia hace unos años, ahora se comienza cada crónica destacandolo. Tal como dice pablo es el mundo anglosajon el que llega tarde a una fiesta que en hispanoamérica comenzó hace ya un tiempo.

5:57 PM  
Blogger Carlos V said...

Pucha, cómo decir que Villalobos tiene toda la razón sin sonrojarse un poco.
Saludos
CV

6:44 PM  
Blogger j. ignacio correa said...

Bolaño se las debe traer. Por algo lo valoran tanto en el extranjero. Aunque no me gustan los argumentos de autoridad en esta oportunidad me ha hecho fuerza. Me llama la atención el ritmo de sus narraciones más que el contenido, pues sus historias no me parecen muy iladas.

6:37 PM  
Blogger valentina said...

Nosotros (Compañia Teatrolafuria)estamos montando la obra "PUTAS ASESINAS" basada en el libro de cuentos de bolaño estamos en conversaciones por los derecho etc...y la verdad es que a mi me gusta que se hable de Bolaño siempre, aunque escriban a veces puras insignificancias, prefiero eso a que no lo pesquen como antes de su muerte...Chile es un pais tan ingrato como ignorante que permite que sus artistas se mueran de hambre ...

11:35 PM  
Blogger Pamela said...

Gracias a un poco de revuelo, al menos se empezará a hablar más de Bolaño en Chile, ojalá también se le empiece a leer. Adhiero a la opinión de Pablo: No miremos tanto hacia Nueva York.

Felicitaciones por un blog muy ameno,cálido y con buenas propuestas. Un abrazo.

11:14 AM  
Blogger Pablo said...

Valentina: Es errada tu idea de que no se hablaba de Bolaño cuando estaba vivo. Bolaño ya tenía la atención de lectores avisados en 1996, luego de la publicación de La literatura nazi en América, incluso antes de que Anagrama lo descubriera. El 98 vino a CHile invitado por la revista Paula, motivadas sus directoras por Llamadas telefónicas y Estrella distante. Ya el 99 regresó con el Rómulo Gallegos bajo el brazo y era toda una celebridad. Dio un taller en La Feria del Libro de Mapocho, salió en todos los diarios y se armó la batahola cuando habló en contra de Donoso y peló a la Diamela Eltit. Y el escándalo se debió a que su opinión había adquirido un peso inusitado en ese año. Es decir, la fama de Bolaño en Chile fue siempre a la par que su fama en España, México y el resto de Latinoamérica. Los detectives salvajes le significó la consagración instantánea. Chile ha sido ingrato con otros escritores, pero con Bolaño se podría decir que estuvo más cerca de la idolatría. Y a veces es a causa del chauvinismo patético que esta semana ha hecho gala con los avatares de la rojita. Bolaño no es un escritor chileno, la mayoría de nosotros lee sus obras con admiración, sin la posibilidad de sentirnos identificados. Nuestros monstruos, nuestro inconsciente, como los retrató Donoso, no están representados en Bolaño. Seguramente para México sea un referente cultural (porque literario lo es para todo el mundo y en especial para Chile) más predominante.

2:30 PM  
Blogger Villalobos said...

Interesante punto el que señala Pablo: es muy divertida esa obsesión de los medios nacionales por hablar de gente como el gordito de Lost o Alejandro Amenábar diciendo "el-nacido-en-Chile".
Bolaño tenía rollo literario con nosotros, se ve mirando sus libros. Pero concuerdo con que no era shileno como se pueden autodefinir otros escritores.

Siempre he encontrado, por ejemplo, que Neruda no tiene nada de chileno, que es una especie de accidente del que todavía no nos recuperamos y al que mitificamos porque en secreto le sospechamos, no sé, catalán o argentino.

3:15 PM  
Blogger Rodrigo Pinto said...

Discrepo de Pablo y de Villalobos. Basta leer un poema largo como Los neochilenos, novelas como Estrella distante o Nocturno de Chile y muchos cuentos en otros de sus libros para ver que sí están representados nuestros monstruos y nuestro inconsciente en la narrativa de Bolaño. Por cierto que también los mexicanos y latinoamericanos, pero eso es un atributo más de su genialidad como escritor.

5:19 PM  
Blogger Villalobos said...

¡Ah, no, pero yo estaba hablando del escritor tipo chileno-militante!
Esos gallos onda "en Chile me oxigeno, leo a Neruda, recorro mis viejas calles, recupero el lenguaje de mis compatriotas, hay algo aquí muy poderoso, que me ata y me obliga a volver cada cierto tiempo..."
Esa calaña de gallos. Obvio que Bolaño tenía una cuota de chilenidad: era un tremendo narrador, pero siempre quiso ser poeta. Qué más chileno que eso.

6:24 PM  

Post a Comment

<< Home

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.