El medio blog

Un medio dedicado a los medios.

Wednesday, November 29, 2006



Como en los peores tiempos

Antes los encapuchados ponían bombas en los bancos y los terroristas de Estado, entre otros, eran los que quemaban los textos que consideraban peligrosos. Pero las hogueras de libros están de vuelta. Ayer un grupo de encapuchados entró a una de las bodegas de la Biblioteca de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile, rompió la puerta y se robó más de mil libros que posteriormente usaron para encender barricadas en Avenida Grecia. Mil doscientos para ser más exacta.
Según un comunicado enviado a la comunidad académica por el decano Jorge Hidalgo y el vicedecano Bernardo Subercaseaux se trató de una manifestación violenta ajena a la Facultad y de un acto inédito en la historia de la Universidad, “que solo tuvo lugar en Chile en los años más negros de la Dictadura”.
A partir de los restos se determinó que algunos de los libros quemados eran parte de colecciones patrimoniales, en concreto de la biblioteca donada por Mariano Latorre. “Se trata por lo tanto de una pérdida no solo para la Universidad sino y también para el país”.
Hay que destacar que de acuerdo al mismo comunicado “esta acción se suma a varias otras que se vienen realizando desde los últimos meses y que han afectado gravemente las actividades que realizamos como Facultad y, en especial, como Escuela de Postgrado”.
El incidente tiene horrorizada a los alumnos y profesores. El rector Víctor Pérez pasó casi todo el día en el campus Gómez Millas constatando los daños. Obviamente esto se va a traducir en acciones judiciales, pero lamentablemente nadie va a traer de vuelta los libros. Según Hidalgo y Subercaseaux el incidente “augura preocupantes presagios para el Chile del Bicentenario”, pero la pregunta es cuál será el objetivo de una acción tan retorcida como ésta.
Hasta ahora no he visto la noticia en ningún diario.

17 Comments:

Blogger Rodrigo said...

Frente a la universidad Humboldt en Berlín se realizó en el '33 una quema de libros por parte de las juventudes nazis. Hoy en ese mismo lugar hay una placa que dice que un tal Heinrich Heine, dijo por allá en 1821: “Dort wo man Bücher verbrennt, verbrennt man am Ende auch Menschen.” Que vendría a significar algo como que “ahí donde se queman los libros se termina, al final, quemando también a los hombres”.
El Chile del Bicentenario.

9:56 PM  
Blogger Rodrigo Mora said...

This comment has been removed by a blog administrator.

10:20 PM  
Blogger Rodrigo Mora said...

Concuerdo.
Esta gente no tiene nada que protestar. Identificar a estos ridículos con aquellos que ciertamente tienen demandas legítimas es un error.
Espero que la U y las escuelas involucradas establezcan políticas de seguridad del patrimonio más duras que impidan que vuelva a suceder este desastre. En muchas bibliotecas piezas de la colección histórica están en estanterías abiertas.

Saludos
RM

10:21 PM  
Blogger Maza said...

Estúpidos. Esta noticia es indignante. Para llorar. Quienes lo hicieron no defienden ninguna causa. Solo la destruyen lentamente, desde dentro. ¡Imbéciles imperdonables!

11:03 PM  
Blogger Jorge Enrique Díaz Pérez said...

Me sumo a los pesares y a las quejas, me parece que es inconcebible otra actitud ¿no? Espero...

11:06 PM  
Blogger ji stark said...

Me gustaría ir a preguntarle a los presos políticos mapuches -el argumento usado para reunirse a protestar, saquear y quemar- que les parece. Ya los perdimos, y a pesar del esfuerzo, solo son 1.200 libros hechos ceniza.

9:39 AM  
Blogger Bárbara said...

Angélica:
Te escribe Bárbara Kunz, alumna de periodismo de la Uc. Para un reportaje estoy investigando sobre la influencia de algunos blogs particulares en la pauta noticiosa. Cristobal Edwards me recomendó preguntarte a ti sobre el tema. Me podrías dar algun mail donde escribirte?

Muchas gracias.
Bárbara Kunz

10:42 AM  
Blogger elperiodisto said...

Esta es la última que le aguantan a los encapuchados los alumnos, administrativos y profesores del Gómez Millas. Poco a poco han ido erosionando esa simpatía que, en mayor o menor medida, han tenido en ese campus, pero esto ya llegó al colmo.
Mi pésame a las bibliotecarias de ese lugar, que estaban muy orgullosas de su nueva biblioteca y que hoy ya no se sabe si seguirá siendo tan abierta como era la idea.

10:59 AM  
Blogger camilagrass said...

maza concuerdo contigo, realmente lamentable.... bueno, el resultado de esto es que van a tener que aumentar las medidas de seguridad, desconfianza y control...

11:11 AM  
Blogger Manuel Martínez said...

Yo me pregunto ¿Y a estos imbéciles (porque tengo otros términos más fuertes, tipo Patty Jofré) qué aporte hacen? Estos cobardes (porque el que se encapucha lo es) no pensarán en el daño que hacen a la sociedad...

12:50 PM  
Blogger Bruno Córdova said...

¡Pendejos hueones, hijos de su puta madre!
No hay lugar para términos más decorosos ni para expresiones modositas.

1:24 PM  
Blogger Andrés Almeida said...

Lo que acaba de pasar es incalificable y la rabia me impide comprender a los imbéciles que protagonizaron este absurdo, pero al menos repasemos los contextos.

Por largo tiempo Macul fue el campo de entrenamiento de rebeldes de todo tipo. Al principio los movimientos fueron heróicos, pero indeclinablemente se fueron degradando, pasando por momentos en lo que los empujó fue una amarga nostalgia inquisidora, odiosa e infértil, hasta convertirse en aspavientos ridículos, sonzos e infantiles en los que se alterna la vociferación de consignas trasnochadas con la ingesta excesiva de de cualquier cosa proveída por narcos que pasan por aliados de una revolución, no por imposible, hueca y sin sentido. Lo de recién es el superlativo de lo último.

La combinación perversa y ridícula entre la defensa de los mapuches y la quema de libros produce dolor y preocupación. El dolor no hay para qué explicarlo, y más bien me voy a referir a lo grave de los hechos, más allá de los daños evidentes (patrimoniales, al prestigio de la U, etc):

A mi juicio estamos ante una patente manifestación de la grotesca carencia de cultura política de nuestro país (conculcada por una dictadura fascinerosa y por gobiernos posteriores cómodos, asustadizos y mezquinos), la que es muy peligrosa. Ahora no estamos ni se ven crisis profundas, pero tiendo a creer que éstas vendrán irremediablemente, y cuando lo hagan, lo brutal de este acto habrá sido apenas una sinopsis de un periodo voluptuoso de violencia estúpida y sin freno, en la que absurdos como éste no serán filtrados ni por la más mínima conciencia del poder de los símbolos ni por lo que enseña la experiencia (¡Quemar libros!).

Quizá exagero, pero por formación (licenciado en Historia) tiendo a creer en el principio de entropía y estimo que en el largo plazo no es inverosímil que se repitan en Chile hechos terribles como la dictadura. La quema de libros se me aparece entonces como un avechucho de aciagos presagios.

1:34 PM  
Blogger Rodrigo Pinto said...

No estoy de acuerdo con las predicciones apocalíptico-entrópicas. La barbarie de quemar libros ha tenido en la historia, en general, una clara motivación ideológica, un movimiento de brutal censura, y han sido actos explícitos en contra de la libertad de expresión, de la diversidad y del derecho a disentir.

Claro que existe la posibilidad, pero no creo que en este caso se haya tratado de una sofisticada doble protesta que une en el mismo gesto la quema de los libros portadores de la cultura hegemónica y la protesta callejera por la liberación de los líderes de la cultura minoritaria. Lo único que podría abonar esa tesis es que 1.200 libros pesan mucho y son engorrosos de transportar, lo que hace suponer un mínimo de planificación que les permitió sacarlos antes de que les bloquearan el paso. Y si hubo planificación, fue algo deliberado… pero insisto en que creo que es hilar demasiado fino.

Lo que deja abierta la puerta a la posibilidad de que simplemente no tenían neumáticos y recurrieron a lo más combustible que había por ahí cerca. Es complejo evaluar ese grado de ignorancia y hacerlos culpables de un acto tan definidamente brutal y anti humano como las piras de libros del nazismo o de la dictadura criolla. No se trata sólo de carencia de cultura política, sino de carencia de cultura a secas. El poder simbólico del libro a que se refiere Andrés Almeida se despliega sólo si hay un mínimo aprendizaje previo y una cierta familiaridad con el objeto. Si ese aprendizaje no existe, el libro es simplemente un estorbo que no hay dónde poner o un buen material para armar barricadas.

Por esta razón, se me hace difícil desprender de este episodio en particular –la quema de libros- el anticipo de nuevas barbaries. Hace harto tiempo que no sólo en Macul, sino en distintos lugares de la periferia urbana y en el centro, hay explosiones de violencia donde el motivo -o la excusa- es totalmente irrelevante, lo que interesa es expresar la frustración, la marginación, la desesperanza, que afectan especialmente a la generación que egresó de la EM en los noventa. No se vaya a leer, por favor, como apoyo, sino como un intento de poner el hecho en una perspectiva más amplia.

4:58 PM  
Blogger Andrés Almeida said...

No me expliqué bien... comparto tu visión. No creo que haya detrás planificación alguna, sino una incapacidad absoluta de entender el gesto de quemar libros, es decir, falta de cultura política. No creo que esa quema represente un antecedente de una futura inquisición o nazismo (no da el C.I.), sino que es expresión de una barbarie quizá peor, irreflexiva y totalmente fuera de los alcances de la lógica, tal cual un desastre natural, el que sucedería, de acuerdo a mi seudo teoría en caso de una crisis grave, o sea, todo Chile sería como la salida de un partido entre el Colo y la U.

5:56 PM  
Blogger Milana said...

Me recuerda mucho a lo que pasó en el Centenario, mucha plata por un lado y la cuestión social pidiendo a gritos un pedazo de la torta.

5:57 PM  
Blogger Baradit said...

Sip, eso es justo lo que me temo: que este gesto no tenga fondo ideológico, sino pura barbarie. Creo que da para síntoma apocalíptico (aquí discrepo con el gran RPinto), en la alemania Nazi y en el Chile de la Dictadura, el gesto respondía a una oposición de ideas. ACá no se trata más que de otro síntoma de la permanente degradación de nuestro acervo cultural.
Me da terror pensar que la realidad es un perfeccionamiento de las pesadillas de antaño: en Farenheit 451 era el Estado el que quemaba libros buscando una sociedad libre de cuestionamiento. Acá parece ser que el Big Brother es la propia estupidez cultivada por el sistema en el seno de cada fanático estupidizado por la tribu de turno. Sistema de redes de nodos autónomos le llaman.

11:30 AM  
Blogger sexy11 said...

情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣,情趣,情趣,情趣,情趣,情趣,情趣用品,情趣用品,情趣,情趣,A片,A片,情色,A片,A片,情色,A片,A片,情趣用品,A片,情趣用品,A片,情趣用品,a片,情趣用品

A片,A片,AV女優,色情,成人,做愛,情色,AIO,視訊聊天室,SEX,聊天室,自拍,AV,情色,成人,情色,aio,sex,成人,情色

免費A片,美女視訊,情色交友,免費AV,色情網站,辣妹視訊,美女交友,色情影片,成人影片,成人網站,H漫,18成人,成人圖片,成人漫畫,情色網,日本A片,免費A片下載,性愛

情色文學,色情A片,A片下載,色情遊戲,色情影片,色情聊天室,情色電影,免費視訊,免費視訊聊天,免費視訊聊天室,一葉情貼圖片區,情色視訊,免費成人影片,視訊交友,視訊聊天,言情小說,愛情小說,AV片,A漫,AVDVD,情色論壇,視訊美女,AV成人網,成人交友,成人電影,成人貼圖,成人小說,成人文章,成人圖片區,成人遊戲,愛情公寓,情色貼圖,色情小說,情色小說,成人論壇


免費A片,日本A片,A片下載,線上A片,成人電影,嘟嘟成人網,成人貼圖,成人交友,成人圖片,18成人,成人小說,成人圖片區,微風成人區,成人文章,成人影城

A片,A片,A片下載,做愛,成人電影,.18成人,日本A片,情色小說,情色電影,成人影城,自拍,情色論壇,成人論壇,情色貼圖,情色,免費A片,成人,成人網站,成人圖片,AV女優,成人光碟,色情,色情影片,免費A片下載,SEX,AV,色情網站,本土自拍,性愛,成人影片,情色文學,成人文章,成人圖片區,成人貼圖

7:20 AM  

Post a Comment

<< Home

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.