El medio blog

Un medio dedicado a los medios.

Monday, November 20, 2006

Sobre Guillier

Hay que admitir que nadie genera más interés en este blog que Alejandro Guillier. No es tan raro ya que el periodista sale todos los días en la televisión y ha sido elegido numerosas veces como el más creíble del medio. Poco importa si la encuesta es buena o mala, ya tiene cinco años de continuidad, y por otra parte los resultados de estos estudios tienden a crear realidades. Sí me sorprende que haya gente a la que le extrañe que se discutan y critiquen actuaciones públicas de un personaje tan público y que crean que tras eso hay una "campaña" en contra de Guillier.

El sábado en LUN el propio aludido dijo que participar en el comercial de las Isapres había sido una imprudencia: “Sí, era un tema controversial y por eso creo que hubo especiales objeciones. Hay que asumirlo, pero es una experiencia que no repetiré”. Por otra parte, y es importante recalcarlo, el presidente de la Isapre Más Vida aseguró que no le pagaron por su participación. ¿Cómo quedan ahí las cosas?

En CHV, Jaime de Aguirre dice que conversó con Guillier y que el episodio concreto ya se dio por superado, pero que siempre hay que estar alerta y pensando respecto de estos temas. Tal como aseguró el periodista en LUN, el director de canal aclaró que en el contrato de Guillier no estaban bien especificadas las limitaciones para participar en actividades publicitarias, y que por lo mismo, ahora que están renegociándolo quedarán mejor delimitadas.

En otro frente, no conozco exactamente la trayectoria de Guillier, y no sé qué hizo en la dictadura, pero sí me parece que a través de programas como Medianoche logró imponer un estilo interesante en el periodismo televisivo a fines de los 90 o comienzos del 2000.

11 Comments:

Blogger Rodrigo said...

Se cayeron ayer los 4 jinetes de Tolerancia Cero. Ni una palabra sobre el tema... eso estaba muy pauteado.

4:13 PM  
Blogger Austral said...

En los '80, Guillier fue redactor político de la ya desaparecida revista Hoy.

4:25 PM  
Blogger elperiodisto said...

Creo que todo esto fue para mejor. Por lo menos ahora el tema es un tema entre los periodistas.

4:31 PM  
Blogger TantoGusto said...

Media blog, darling, ansiaba el momento preciso para meter mi cucharita de plata de diseño italiano (las inglesas tiene la marca de posición del cubierto al revés y eso me incomoda, porque ya sabes, uno es latino como Cicerón y J Lo y tiene modales mediterráneos). Anyway, la declaración del señor Almeyda me despertó recuerdos dulzones. Su utilización de la segunda persona plural no la disfrutaba desde los discursos de Merino ("vosotros juraís") cuando transmitían ceremonia en cadena nacional con los muebles modulares Madel decorando salón de la Junta. La escenografía perfecta. Una vez, hace muchos años un compañerito de universidad (pese a lo que se comenta yo SÍ tengo educación superior) me dijo en tono desafiante : "Y tú ¿qué estabas haciendo en dictadura?". La razón para que me increpara con tan escalofriante pregunta era el tono burlón con el que un servidor describía la estética del opositor izquierdoso. A mi, como lo supondrás, me seducen las imágenes, los gestos y la iconografía espontánea. Mis juicios y burlas sobre la mochila andina, los casetes de Silvio y el Peña-Style nada tenían que ver con una visión colaboracionista con el régimen. Eran simplemente observaciones de sentido común (nadie medianamente cuerdo puede encontrar un repujado de cobre y un afiche con versos de Benedetti un objeto de buen gusto) que nada tenían que ver con mi pensamiento político profundo, heredado de mis padres, de mis abuelos y de toda la manga de Tantos Gustos obreros/campesinos explotados por el capital, expoliados por el patrón, denigrados por la dictadura, con sus venas abiertas y sangrantes aunque de muy buenos modales y mejor sentido del humor. Años después los vientos estéticos cambiaron, el izquierdoso descubrió que cierta debilidad folclórica debía ceder espacio a los influjos cosmopolitas, y que el decorado étnico sólo era tolerable cuando era minimal y edulcorado.
Yo no soy de los que hacen de la consecuencia un valor absoluto, pero si espero de quienes tienen la audacia de pontificar y gozar de los privilegios del poder (por su rango o por su cercanía) también sepan responder con ciertos niveles de inteligencia y argumentación frente a la crítica. Yo, contrariamente al señor Guillier, no creo que sea comparable la promoción o la crítica al sismetam democrático, con la promoción de un sistema de salud privado que está diseñado como un negocio y no como un servicio en especial cuando eso significa la utilización del poder de convicción que se ha logrado a través de un medio masivo, por más que la tribuna se haya alcanzado a costa de un trabajo duro. Se trata de niveles de abstracción distintos, de la diferencia entre la ética y la estética. Una distancia parecida a la que existe entre el aplomo y la soberbia.

Besos miles y disculpa lo parabólico, es que esto de que Zeffirelli haya salido del closet me recuerda su Jesus de Nazareth. Yo siempre sospeché de tanto torso desnudo.

TG

4:47 PM  
Blogger MCH said...

Coneja? (ex Qué Pasa, no?), un gusto encontrarte aquí, con blog sobre el fascinante mundo "periodísticamente periodístico" que ya arma polémica. Un abrazo y saludos al resto de los contertulios.

8:20 PM  
Blogger Angélica Bulnes S. said...

Hola Manu, soy yo la mismísima.
Qué bueno que apareciste.

10:00 AM  
Blogger Rodrigo said...

Almeyda, en mi modesta opinión, comete dos errores.
El primero es que él tiene un vínculo filial con Guillier, y debería hacer el full disclosure.
El segundo es que está enmarcando mal la discusión. Los cuestionamientos a Guillier son, en último término independientes de las Isapres. Podría prestar su imagen para las concesionarias de autopistas, y el problema persistiría, porque el tema son los conflictos se interés. Del mismo modo que nadie puede tomar en serio un comentario suyo sobre Paulina Velozo, porque la asesoró a comienzos de año haciéndole un media training, nadie podrá tomar ahora en serio un comentario suyo sobre las isapres.
La dictadura, el cabo soto tapia, el cheque en garantía y todo lo demás, son irrelevantes.
Saludos (Rodrigo, el otro)

1:38 PM  
Blogger GB said...

No entiendo es por qué sacan este tema justo ahora, cuando hay periodistas que llevan años haciéndole avisos a multitiendas. ¿Será porque son minas, ricas, y se espera menos de ellas en cuanto a rigor, profesionalismo y todas esas pajas éticas?

Respecto de los comentarios de Andrés Azocar, me gustaría insistir. ¿Cómo un profesor universitario puede hablar de ética e independencia y al mismo tiempo conducir foros empresariales (por plata) o ser rostro de campañas? La defensa de la libertad de cátedra es mezclar peras con manzanas. Argumentar que él como director no se mete más allá del currículo de los ramos es inconsistente con sus exigencias, sean o no a título personal. Si Claudio Sánchez resultara ser un excelente profesor, ¿lo contrataría y le daría lo mismo todo lo que ocurre o haya ocurrido con él fuera de la universidad? Si su forma de evaluar se circunscribe solamente a lo que sus profesores hacen en clases, entonces que aplique el mismo criterio restringido a Guillier y los demás periodistas que han firmado contratos de publicidad. Evalúelos por lo que hacen en sus respectivos programas y no lo que ocurre fuera de ellos.

En el debate también se hizo un comentario acerca de la falta de liquidez de los periodistas y cómo la solución parte por la "empresa periodística". El problema es que si la empresa periodística le va a prohibir a sus empleados que declinen un contrato publicitario, lo mínimo que puede hacer es subirles el sueldo en forma acorde. Ciertamente, Guillier y otros "rostros" no están en apuros económicos y su salud financiera no pasa por hacer estos avisos, pero la norma se aplica a todos. El mínimo de congruencia demandaría entonces que las escuelas de periodismo prohibieran que sus funcionarios participen en actividades publicitarias, pero eso me imagino que sólo sería acatado por los profesores jóvenes y sin mucho currículum y no por los viejos que a fin de cuentas dan clases porque les gusta y de paso con su nombre atraen más gente a la universidad.

1:38 PM  
Blogger Angélica Bulnes S. said...

Rael: no me convence mucho el argumento de por qué discutir las cosas ahora sino se han discutido antes. Bueno, en algún momento hay que empezar a discutirlas ¿o no?. Además es injusto, primero porque no es primera vez que se habla de esto. Hace un tiempo la Andrea Vial, directora de la escuela de periodismo de la UAH, escribió sobre el tema de las menciones publicitarias en los programas de televisión y radio y el tema le tocaba de cerca porque ella hace uno en Radio Duna. Incluso antes que eso, varios periodistas han expresado sus reparos o no reparos a hacer publicidad y en el post de más abajo puedes ver que se hace referencia a un artículo que publicó La Nación justamente sobre eso.

3:03 PM  
Blogger MCH said...

Coneja, envíe señas (mail, fono) para parlar. Sigue la discusión sobre el tema... abrazo,

3:42 PM  
Blogger Andrés Almeida said...

Rodrigo, ¿Rodrigo? Pedro, Juan, Diego, Ramiro, Max, Gloria, Jacinto, o quién seas.

Qué patudez la tuya de pedir "full disclosure", y qué cursi además.

Pueden haber muchas razones para usar el anonimato, algunas serán atendibles, otras pura cobardía, pero lo que no junta ni pega es usarlo para pararse sobre el púlpito e increpar a los demás con palabras pretendidamente incisivas.

Mi intención en este debate a sido, justamente, criticar a todos los que ven la paja en el ojo ajeno, y la filípica de... no sé, pongámosle Filipo, me da pie para decirlo directamente.

Ya en un debate anterior me increparon por lo mismo -con nombre y apellido quien lo hizo, por lo que me digné a responderle- y ahora sólo voy a decir que no veo por qué tengamos que usar nuestros nombres con notas al pie de página.

10:10 AM  

Post a Comment

<< Home

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.